Organizaciones no descartan procesos para autoridades que criminalizan a universitarios

Organizaciones no descartan procesos para autoridades que criminalizan a universitarios

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Luego de la condena contra tres estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), y el inicio de 20 nuevos procesos penales,  la Coalición contra la Impunidad y la Articulación 611, aseguró este viernes que pueden ejercer procesos legales ante instancias nacionales e internacionales, contra sus autoridades.

Ambos espacios, conformados por más de 40 organizaciones de sociedad civil y derechos humanos, sostuvieron en conferencia de prensa que las acciones contra el sector estudiantil en la Máxima Casa de Estudios son objeto de preocupación, a raíz del fallo de la Sala IV del Tribunal de Sentencia de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que condenó a los estudiantes egresados Sergio Luis Ulloa, Moisés Cáceres y Cesario Padilla por el delito de usurpación.

“Los hechos por los cuales se emitió este fallo de culpabilidad, demuestran el afán de las autoridades universitarias, encabezadas por la Rectora Julieta Castellanos, de criminalizar la protesta social y de impedir o limitar el desarrollo de la organización estudiantil en la UNAH”, expusieron en un comunicado leído en la conferencia de prensa.

Sorpresa causa comunicado de la UNAH contra la OACNUDH

Otro de los puntos que abordaron ambos espacios este día, fue la respuesta de parte de las autoridades del Alma Mater, al comunicado emitido por la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los derechos Humanos en Honduras (OACNUDH), la noche del jueves, en donde señala a las autoridades de haber incumplido a los acuerdos firmados el 20 de julio de 2016.

Ver nota sobre comunicado de OACNUDH, aquí.

“La UNAH lamenta y es gravísimo que la OACNDH se haya pronunciado por hechos que constató, no indagó… queremos entender que es ausencia de información y no mala intención”, dijo la UNAH en su comunicado.

Ante esto, las organizaciones que integran la Coalición contra la Impunidad y la Articulación 611, reconocieron el papel que desarrolló el Alto Comisionado en la crisis de mitad del año 2016, que desencadenó más de 70 procesos penales contra estudiantes de la UNAH a nivel nacional.

“Condenamos que las autoridades universitarias cuestionen la compresión de los hechos y la utilización del concepto de protesta social de conformidad con los estándares internacionales de derechos humanos”, afirmaron ambas coaliciones en su comunicado.

Ampliaron que esta reacción contra la OACNUDH muestra un “tratamiento agresivo e irrespetuoso”, a las relaciones con organismos internacionales y el “sesgo antidemocrático” al cuestionar sus actuaciones.

Finalmente, desde ambos espacios, reiteraron su respaldo a la lucha de los y las estudiantes de la UNAH y su acompañamiento como organizaciones defensoras de derechos humanos en el país.