Movimiento Estudiantil: Historia y lucha actual

Movimiento Estudiantil: Historia y lucha actual

Por: Félix Cesario*

El Movimiento Estudiantil en América latina, su origen busquémoslo en lo que se conoce como el “GRITO DE CORDOVA” en Argentina, en 1918, mismo que comenzó a organizarse el estudiantado, por la antigua Sociedad Juventud Médica, así mismo la Asociación de Estudiantes de Derecho y la de Ingeniería. Ahí comenzó lo que hoy es desde entonces la rebeldía y organización estudiantil en varios países, incluyendo el estudiantado hondureño.

Después de tantas luchas en la Universidad Nacional de Honduras, ya para el año de 1929, se logra organizar y conformar la histórica Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras (FEUH); logrando un poco mas de apertura para que, no solamente ingresen a la Universidad Nacional de Honduras los hijos de los terratenientes y hacendados rurales y así mismo las familias adineradas los que podían matricular a sus hijos e hijas.

Recordaremos que es hasta en 1957, cuando la Junta Militar de Gobierno otorga la autonomía y  una ley orgánica a lo que hoy conocemos como Universidad Nacional AUTONOMA de Honduras (UNAH). Es con este nuevo y contundente organismo legal en el cual, se organizan las diferentes facultades que existían para ese entonces y conforman  la FEUH, con el agregado que su junta directiva, en una universidad repetimos AUTONOMA, forman un Co-Gobierno universitario.

Es de acotar que costó sangre y luchas mantener la autonomía universitaria. Y que era una lucha permanente entre aquellos frentes históricos, uno de tendencia nacionalista, empresarial y con una tendencia FASCISTA denominado Frente Unido Universitario Democrático (FUUD) y el Frente de Reforma Universitaria (FRU). Estos frentes era un eterno -y aún siguen- en eterna confrontación de lo que quedó de dichos frentes estudiantiles.

Fue en la rectoría de uno de los fundadores del FRU, Abogado Jorge Arturo Reina, quien impulsa la tercera reforma universitaria y continua un escenario de la UNAH con vinculación a las luchas populares de los años 70 (Reforma Agraria, defensa de la Soberanía Nacional, apoyo a las gestas populares). Luego en el periodo del Dr. Juan Almendrares Bonilla que continua las luchas del pueblo a la par del estudiantado, a lo interno de uno de los frentes estudiantiles se democratiza, formándose varias tendencias estudiantiles y la creación de la otra fuerza –otrora revolucionaria- la Fuerza Universitaria Revolucionaria (FUR), personalmente conocí a compañeros y compañeras que llenaron páginas de gloria para las y los estudiantes de la UNAH, militando para la FUR; hoy en día solo son una cuadrilla de nefastos y entreguistas a quienes rectoran la UNAH hoy en día. Es bueno recordar al Bloque Amplio Revolucionario de Medicina (BARM).

La historia de la UNAH y del Movimiento Estudiantil, fue manchada de sangre con el asalto de “La Nueva Universidad” que implantó el Frente Unido en 1982, la Alianza para el Progreso (APROH) y las fuerzas militares, con amplios poderes en la época, que terminó colocando en la rectoría a Oswaldo Ramos Soto (1982-1988). Este periodo nefasto y doloroso, se amparó receptor en la política represiva en la guerra de baja intensidad, con el auspicio de la Central de Inteligencia Americana (CIA) con la Doctrina de Seguridad Nacional (DSN), que casi logra destruir el movimiento progresista que heroicamente lucho  en los años 80s y parte de la década de los años 90s.

Este periodo marca la desaparición forzada de nuestro compañero Presidente de la Seccional Nro. 1 del Sindicato de Trabajadores de la UNAH (SITRAUNAH), Félix Martínez Medina y del líder estudiantil Eduardo Becerra Lanza, el 01 de agosto de 1982. y el compañero miembro del FRU: Eduardo Lanza, mismos que hasta el día de hoy siguen como un símbolo de rebeldía en los predios universitarios.

A finales de la década de los años 90s era en la Universidad un hervidero de luchas, tanto sindicales y una naciente Asociación de Docentes que dirigidos por una izquierda ex sindical y una docente, nos referimos a Julieta Castellanos y una compañía de ciertos y ciertas excomunistas de hoy, quien con un muy bien disimulado desenfrenado deseo de poder y de sobresalir, construye una imagen para convertirse en la salvadora de la UNAH, con su llegada en abril de 2009 a la UNAH.

Hoy por hoy, la UNAH, nuestra Universidad, hace 3 años se debate entre una total anarquía  administrativa. misma que tiende a agudizarse por que la rectora se comporta peor que quienes asaltaron en 1982,  criminalizando y procesando a estudiantes en un desesperado terror de estigmatizar al estudiantado aglutinado en el Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), que nació con las luchas de años anteriores (para 2011, siendo un tanto exacto), desde el Movimiento Amplio Universitario (MAU) en Tegucigalpa y de la Federación de Asociaciones Estudiantiles (FAE) y el Movimiento Estudiantil Revolucionario “Lorenzo Zelaya” (MER-LZ), en San Pedro Sula.

La crisis avanza. Julieta Castellanos se resiste a no dejar de criminalizar y no negociar con las y los estudiantes. Pretende dejar una cárcel académica a más de 30 estudiantes que saben conjuntar su derecho a expresar sus opiniones y el de recibir educación –no robótica-;  es de recordar que poco a poco los medios de comunicación coorporativos han dejado de hacerle relaciones públicas a su gestión rectoral. Poco a poco se le van retirando o abriendo espacios para l estructura que aglutina a las nuevas caras organizativas de los y las estudiantes, el Movimiento Estudiantil universitario (MEU). La suerte está echada, la historia hará historia. El Movimiento Estudiantil definirá el futuro de la justicia y la razón, creando una verdadera paridad estudiantil y darle tramite a una continuación de la cuarta reforma universitaria. Así será, así lo exige el estudiantado universitario. La última palabra y el desenlace de esta crisis, hará historia.

*Poeta y Periodista. Ex Catedrático universitario.