Ministerio Público, Policía e hidroeléctrica generan violencia contra miembros del MADJ

Ministerio Público, Policía e hidroeléctrica generan violencia contra miembros del MADJ

Tela, Honduras (Conexihon).- Agresiones, indiferencia del Ministerio Público (MP) y daños contra pobladores y pobladoras. Éstos fueron los resultados que dejó la represión sistemática contra integrantes del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ), entre ellos su coordinador, Martín Fernández, luego de acciones de protesta este viernes en el municipio de Tela, departamento de Atlántida.

En horas de la mañana, el MADJ realizó un plantón frente a las oficinas regionales del MP de Tela, con el propósito que castigue a la hidroeléctrica  Centrales El Progreso S.A (HIDROCEP), por los daños ambientales causados en el río Mezapa y la Cordillera Nombre de Dios.

A través de su página web, el Movimiento Amplio denunció que desde el Ministerio Público se “mandó negar el acceso de las personas que acompañaban al equipo de abogados y abogadas que presentarían la carta”.

Simultáneamente publicó la organización, un grupo de aproximadamente 100 personas, desmantelaron abruptamente el campamento que por más de 130 días, comunidades del sector Pajuiles, organizadas en el Movimiento Amplio, mantienen con el propósito de impedir el avance en los trabajos de la hidroeléctrica sobre el Rio Mezapa.

 Pese a estar ahí, “el argumento de la policía para no actuar contra los delincuentes que destruyeron nuestros Campamentos fue que ‘Ellos andaban armados y eran muchos’. Esa misma policía nacional ha estado atenta a los requerimientos de HIDROCEP, a intimidar y estigmatizar la lucha sostenida en Pajuiles”, denunció el Movimiento Amplio.

No es la primera vez que ocurre un hecho de violencia contra el campamento. El pasado 22 de julio, el MADJ denunció la quema de las covachas (pequeñas casas temporales) en las que mantienen su resistencia en defensa de los bienes comunes de la naturaleza.

Agresiones refleja odio contra defensores bienes comunes y el territorio

Mientras se realizaba una toma de carretera que conduce de El Progreso hacia Tela, de nuevo en el campamento hombres armados, pagados por la empresa HIDROCEP, atacaron al Coordinador del Movimiento Amplio, Martín Fernández y a Oscar Martínez, denunció la organización.

La página web del MADJ, publicó una serie de fotografías en las que destaca la agresión hacia su coordinador, en las que se observó un golpe fuerte en su nariz.

El MADJ amplió más detalles en la alerta que los responsables del hecho fueron un grupo de unas  20

Martín Fernandez
Martín Fernandez luego de ser agredido este día. Foto: Movimiento Amplio.

personas, entre las cuales se identifican habitantes de las comunidades de la parte alta de la cordillera Nombre de Dios, pero afines a la empresa.

En comunicación con www.conexihon.hn, Martín Fernández, narró que ante los hechos de violencia en donde está instalado el campamento, se trasladó al lugar y observó gente con tubos y tomando fotografías en modo de intimidación.

“En un momento pensamos que andaban armas, por eso le dije al compañero que no nos moviéramos del lugar, podían atacarnos a tiros. Pero al acercarse ellos uno agarró una piedra y me agredió”, añadió Fernández.

Al momento de presentar la denuncia por la agresión contra el abogado Martín Fernández, en la oficina policial de Tela, el también defensor de los derechos humanos denunció que no había ningún miembro de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), ni juez de turno que recibiera la acción promovida por los agredidos.

Fernández es beneficiario de Medidas Cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el año 2013.

Además, el coordinador del MADJ, entre los meses de marzo y abril de 2016, recibió varias acciones de hostigamiento que van desde allanamientos a la Finca Torogoces -que funciona como centro de capacitación de la organización- y requisas a su vehículo. De igual forma existen amenazas por sus comentarios en el programa “Tertulias de la tarde”, en Radio Dignidad, emisora comunitaria del MADJ.

“Sabemos claramente, que detrás de toda esta escalada desenfrenada de violencia está Jason Hawit y su equipo empresarial quienes quieren proteger a toda costa los intereses millonarios que están en juego con el Proyecto Centrales de El Progreso”, concluyó el Movimiento Amplio en su alerta emitida este viernes.