Las "jugosas" modificaciones de contrato para construcción de edificio administrativo en la UNAH

Las "jugosas" modificaciones de contrato para construcción de edificio administrativo en la UNAH

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), otorgaron jugosas modificaciones de contratos que superan los 100 millones de lempiras, para la construcción del lujoso y sofisticado edificio administrativo, que ocupan las autoridades de la máxima casa de estudios del país.

Como resultado de un proceso de contratación pública, según consta en el contrato “No. CC-08-2012-SEAPI UNAH”, firmado el día 23 de noviembre de 2012 entre la rectora Julieta Gonzalina Castellanos Ruiz y Carlos Roberto Chávez Serrano en representación de la empresa Constructora Sato, S. de R.L. de C.V; esta última se comprometió a la realización de la obra originalmente pactada, por un valor de “Cuatrocientos Cuarenta y Nueve Millones Trescientos Veintiséis Mil Ochocientos Cuarenta y Un Lempiras con Cincuenta y Ocho Centavos (L.449,326,841.58)”.  

Dichas modificaciones de contrato, contradicen el discurso recurrente de las autoridades de la universidad, quienes de forma constante hacen hincapié en la necesidad de cuidar el seis por ciento del presupuesto nacional asignado a la principal universidad pública del país, sin embargo esto al parecer solo aplica cuando se trata de usar la violencia del Estado en contra de estudiantes, docentes y trabajadores de la UNAH, porque cuando se trata de contratos a favor de grandes empresas, al parecer las autoridades no ponen ninguna objeción.

Información documental obtenida por www.conexihon.hn, indica que las autoridades universitarias realizaron al menos 16 cambios en el contrato original, por la vía de órdenes de cambio y modificaciones de contrato, en su mayoría en favor de la empresa constructora Sato, que  suman un valor total de 37.35% por ciento del contrato original.    

Si bien entre las modificaciones algunas son a favor de la Universidad, estas son insignificantes en relación a los valores a favor de la empresa constructora. En suma las modificaciones a favor del contratista son ciento treinta y ocho millones doscientos sesenta y ocho mil doscientos veintisiete lempiras con 45 centavos (138,268,2270.57)  mientras que en favor de la Universidad fueron a penas veintinueve millones quinientos setenta y dos mil, noventa con noventa y tres centavos (29,572,090.93)

Según la Ley de Contratación del Estado en su artículo 23, “el valor de las modificaciones acumuladas no podrán exceder del veinticinco por ciento (25%) del monto inicial del contrato o referirse a objeto o materia diferente al originalmente previsto, si excediese del veinticinco por ciento (25%) requerirán aprobación del Congreso Nacional”.

Sin embargo, de acuerdo con información proporcionada por la Secretaría del Congreso Nacional (CN), esa oficina no tiene registro que las autoridades hayan acudido al Poder Legislativo, para la aprobación de las modificaciones de contrato de construcción, tal como lo establece la Ley de Contratación del Estado, lo que pondría en serios aprietos a las actuales autoridades las  autoridades de la UNAH.

Expertos consultados por Conexihon que prefieren el anonimato ante posibles represalias de las autoridades universitarias, aseguran que las autoridades de la Universidad debieron haber ido al Congreso, porque de lo contrario se violenta la Ley, una situación que al parecer ha ocurrido.

Modificaciones van, ordenes de cambio vienen

La inversión monumental en un edificio para oficinas administrativas, es una muestra que cuando se trata del lujo y del confort de la burocracia universitaria, las autoridades no escatiman esfuerzos ni recursos, para complacer los finos gustos de las autoridades y funcionarios universitarios.

Con fecha 19 de diciembre del año 2014, las autoridades de la UNAH suscribieron a favor de la empresa constructora, la primera modificación de contrato, mediante la cual se aumentó el valor del contrato en 98 millones cuatrocientos sesenta y dos mil con novecientos ochenta y seis lempiras con veintinueve centavos (98,462,986.29), que significa un 21.91% del valor total de la obra.

Documentos en nuestro poder señalan, que de las 16 modificaciones de contrato, realizadas por las autoridades universitarias, siete (7) se realizaron por la vía de “ordenes de cambio” y nueve (9) por la

Modificación contratos UNAH
Recuento de las modificaciones de contrato para construcción del edificio "Alma Mater", en Ciudad Universitaria. Fuente: Elaboración propia.

vía de “modificaciones de contrato”.

Si bien "ordenes de cambio" y "modificaciones de contrato", están establecidas en la Ley de Contratación del Estado, esa misma Ley establece que si estas superan el 25% del valor original del contrato se debe acudir al Congreso para que apruebe las modificaciones situación que las autoridades de la UNAH, al parecer incumplieron.

Dentro de las modificaciones realizadas al contrato original de la obra, una de ellas resalta por encima de las 16, se trata del primer cambio introducido en el contrato por la vía de la modificación de contrato, que ronda los cien millones de lempiras.

Información en nuestro poder, indica que el día 19 de diciembre de 2014 se aprobó la primera  modificación de contrato  por un valor de noventa y ocho millones cuatrocientos veintiséis mil novecientos ochenta y seis con veintinueve centavos (98,462,986.29) lo que significó un aumento de un 21.91% del valor del contrato de un solo plumazo.

Sumada la modificación que se hizo al contrato de supervisión la modificación al contrato original aprobada ese mismo día significa una afectación al presupuesto universitario de más de cien millones de lempiras.

Otras modificaciones realizadas al documento de contratación, es que el contratista se comprometió a entregar la obra terminada en un “plazo de 24 meses calendario, a partir de la fecha estipulada en la orden de inicio emitida por el contratista”, sin embargo las autoridades terminaron aumentando el plazo en un 100 por ciento, lo que significó que la obra fuera ejecutada en 48 meses y no como se había propuesto.

Originalmente el diseño de la mega estructura pretendía representar la silueta de una mujer “que sostiene entre sus piernas extendidas el cubo de la sabiduría y el conocimiento”.  Según información publicada en los medios de comunicación de la UNAH, “La edificación consta de trece niveles, con un área de construcción de 29,055.20 m². También dispone de un estacionamiento subterráneo para más de 100 vehículos”.

Durante el desarrollo de la obra también fue modificado en varias oportunidades el contrato de supervisión, a cargo de La empresa Saybe y Asociados S. de R. L. que originalmente tenía un valor de Veintiséis Millones Cuarenta y Siete Mil Ochocientos Cincuenta y Seis Lempiras con Veintitrés Centavos (L. L. 26,047,856.23). Sólo una de esas modificaciones fue de Seis Millones Quinientos Once Mil Novecientos Sesenta y Tres Lempiras con Cincuenta y Cinco Centavos (L.6,511,963.55).

Modificaciones contrato UNAH