Justicia se ensaña contra defensores de la tierra en Zacate Grande

Justicia se ensaña contra defensores de la tierra en Zacate Grande

Choluteca, Honduras (Conexihon).- Cinco años y un mes de prisión, fue la sentencia que recibieron este martes los campesinos y defensores de la tierra Abel Pérez y Santos Hernández, quienes fueron declarados culpables por los delitos de usurpación, daños a la propiedad   y amenazas, en perjuicio del terrateniente Jorge Luis Cassís Leiva.

En una jornada que duró casi todo el día, ambos líderes de la zona sur conocieron, luego de tres reprogramaciones para celebrarse esta audiencia, la condena en los Tribunales de Choluteca y Valle, que conocer el proceso penal, iniciado por los reclamos orientados al derecho a la tierra.

El desglose de la condena se deriva en la siguiente forma: dos años por usurpación, tres por daños a la propiedad y 30 días por amenaza constitutivas de falta, lo que suman cinco años y un mes de prisión.

El Tribunal de Sentencia que condenó a Pérez y Hernández, lo conformaron los jueces Carlos Gustavo Quiroz, Ana Julia Durón y Gustavo Escoto.

El cuerpo legal de los defensores de la tierra, integrado por las abogadas Denia Castillo del Movimiento Ambientalista Social por la Vida (MASS Vida) y Karol Cárdenas del Comité de Familiares de Detenidos y Desaparecidos en Honduras (COFADEH), quienes presentarán en los próximos días el recurso de Casación, para tratar de revertir esta acción que afecta a sus representados.

El caso data desde el año 2015, cuando un predio ubicado en la comunidad de Playa Blanca, en la Península de Zacate Grande, fue utilizado por los hoy condenados y otros compañeros, que lo acondicionaron como estacionamiento vehicular para las y los veraneantes que visitaron el lugar en el marco de las vacaciones de Semana Santa.

Jorge Luís Cassís Leiva, reclamó ante los Tribunales un predio ubicado en la comunidad Playa Blanca, en la Península de Zacate Grande, y era justo donde estuvo el parque provisional, y con lo que se pretendía generar un poco de ingresos a la comunidad.

Esa acción hizo que el terrateniente los acusara por los delitos que el Tribunal de Sentencia de Choluteca los encontró culpables.

Antecedentes

2015: Inicia proceso penal contra Abel Pérez, Santos Hernández y Tomás Cruz,  propiciado por el terrateniente Jorge Luís Cassís Leiva, quien denunció que los tres defensores de la tierra usurparon de un terreno de su propiedad donde instalaron un parque vehicular para veraneantes en Semana Santa.

17 de mayo 2016: Abel Pérez y Santos Hernández, fueron condenados a prisión preventiva por incumplimiento de medidas. A raíz de que el juez que conoció el caso afirmó que ambos líderes incumplieron sus medidas contrarias a la prisión, como no ir a firmar regularmente el libro en el Juzgado de Amapala y estar en la propiedad en litigio, pese a que este es utilizados desde siempre como camino de paso en las comunidades vecinas de Playa Blanca y Puerto Sierra. Tomás siguió con medidas sustitutivas a la prisión.

19 de mayo del 2016: Abel y Santos fueron remitidos a la Granja Penal de del municipio de Nacaome, departamento de Valle. El equipo de defensa solicitó revisión de medidas, el cual se efectuó tres meses después.

31 de agosto 2016: Los defensores de la tierra quedan en libertad, luego de pasar más de 100 días en la prisión de Nacaome. Mantienen sus medidas contrarias a la prisión.

26 de abril de 2017: Oficializan condena contra Abel Antonio Pérez y Santos Hernández Ortiz, por los delitos de usurpación, daños y amenazas. Declarando inocente a Tomás Cruz.

15 de agosto de 2017: Ambos líderes de la península de Zacate Grande, son condenados a cinco años y 30 días de prisión.