Justicia para Gladys Lanza, un grito en el vacío

Justicia para Gladys Lanza, un grito en el vacío

Tegucigalpa (Conexihon).- Mientras están próximos a cumplirse cinco meses del fallecimiento de la histórica lideresa social y feminista, Gladys Lanza, las autoridades de justicia hondureñas muestra desinterés en limpiar su nombre de los registros criminalizadores, tras ser condenada producto de una querella en su contra en el año 2015.

Lanza, quien fuera miembra y a su vez Coordinadora Nacional del Movimiento de Mujeres por la Paz “Visitación Padilla”, falleció el 20 de septiembre del año pasado tras padecer problemas en su salud y llevar en sus espaldas una condena de 16 meses de prisión en 2015.

Lo anterior es producto de una demanda que interpuso el director de la Fundación para el Desarrollo de la Vivienda Social, Urbana y Rural de Honduras (FUNDEVI), Juan Carlos Reyes, en contra de Gladys Lanza, ya que  tanto ella y su organización, brindaran acompañamiento a una mujer que denunció haber sufrido acoso laboral y sexual por parte de Reyes.

Sobre el tema, Merly Eguigure, hoy sucesora de Gladys Lanza en la organización defensora de las mujeres, lamentó que en estos seis meses que están próximos a cumplirse de la partida de la lideresa, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) no limpie su nombre de una vez por todas.

Eguigure comentó que desde “las chonas”, como se le conoce al Movimiento de Mujeres, lograron sostener una reunión con el Presidente del Poder Judicial, Rolando Argueta, quien hasta les dio fecha para el fallo absolutorio en favor de Lanza.

“Como buen político, no cumplió con lo que ofreció”, agregó.

Gladys Lanza gozaba de medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pero hasta en el cumplimiento de estas, el Estado hondureño mostró su displicencia ya que solo la instalación de alumbrado público en las cercanías de la sede de su organización, además de patrullajes regulares de miembros de la Policía.

Sobre esta última medida, Eguigure dijo que ya muerta “Doña Gladys” “los policías tuvieron el descaro de presentarse aquí, para que Gladys firmara el libro de registro”.

“Un Estado que no toma importancia por el tema de los derechos de mujeres, muestra su incapacidad por poner un alto a los femicidios, a la violencia contra las mujeres” concluyó Merly Eguigure.