Juan Almendares: “Ninguna universidad del mundo ha criminalizado a estudiantes como la UNAH”

Juan Almendares: “Ninguna universidad del mundo ha criminalizado a estudiantes como la UNAH”

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- El ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) Juan Almendarez Bonilla, consideró que la tarea “más urgente” en la máxima casa de estudios del país debe ser la despenalización de los estudiantes universitarios.

En entrevista con Conexihon.hn, el defensor de los derechos humanos habló sobre la crisis que vive la universidad en los últimos cuatro meses y que tiene con un pie en la cárcel a más de 50 estudiantes.

Almendarez se mostró sorprendido ya que en “ningún país del mundo ha ocurrido lo que ha pasado en Honduras” con los estudiantes, donde las anteriores autoridades de la UNAH criminalizaron a más de 200 estudiantes en los últimos dos años, a quienes pretendieron meterlos presos por reclamar sus derechos.

Asimismo, abogó por que las nuevas autoridades universitarias y la sociedad hondureña en su conjunto resuelvan la problemática, que calificó como un “problema de Estado que va contra los principios humanos, contra los principios de Francisco Morazán y contra los principios académicos”.

“Me siento incómodo que se guarde silencio ante esa arbitrariedad ante esa aberración académica como lo es cercenarle el futuro a los jóvenes”, opinó.

Criticó que lo que ha ocurrido en la UNAH es el estrangulamiento de la libertad de expresión, que se ha estigmatizado a los jóvenes, se ha invertido mucho dinero en desprestigiarlos, muchos de ellos jóvenes brillantes y algunos con planteamientos superiores .

El también ex Decano de la Facultad de Medicina aseguró que la academia nunca está separada de la ética, ni de la cultura, ni de la conciencia del pueblo, que “todo lo demás no es sustantivo y si eso no se aclara la problemática en la Universidad va seguir”.

Siempre creo que tenemos los mejores elementos del país, pero no habido una política, han guardado silencio respecto a las políticas mineras, sobre los agrocombustibles, sobre lo que ocurre en el departamento de la paz, sobre la corrupción en salud, no habido una posición clara sobre la violación a los derechos humanos. La ciencia no solamente es la investigación de los fenómenos sino de la verdad la ciencia cuando esta desligada de la crítica se vuelve cómplice.

“Es vergonzoso ocultar que estamos en un país militarmente ocupado dominado económica y culturalmente no solo por Estados Unidos sino por otras potencias”, denunció.

Quienes me atacan tienen un planteamiento fascista

El humanista reconoció que quienes lo adversan, lo acusan que sus planteamientos son ideológicos, “claro que es ideológico, la otra idea es un planteamiento fascista eso de decapitar el pensamiento y eso se ha hecho en los sistemas que tienen un pensamiento único, la UNAH es una esfera de debate”.

Cuestiono que “la ciencia no se puede desarrollar si no hay teorías diferentes, es decir los sectores que nos acusan de ideológicos son más ideológicos tienen una ideología autoritaria militar donde creen que el que piensa distinto hay que eliminarlo ya sea de la universidad o de otros espacios”.

Una universidad sin conciencia crítica una Universidad sin pueblo, que no respeta el alma mater de los estudiantes no es universidad, dijo el ex funcionario.

Necesitamos una universidad nuestra que piense en la defensa de la cultura, que piense que nos están vendiendo este país una UNAH que piense que esa explotación de los recursos mineros nos esta envenenando. No se necesita pensar mucho lo que se necesita conciencia y los intelectuales no son sino tienen la conciencia del respeto a la vida y a la dignidad histórica de los pueblos.

Para Juan Almendares, la UNAH debería ser ejemplo de democracia “y no es democrática”.
“Sentimos un profundo dolor pero al mismo tiempo un profundo coraje, debemos luchar contra la criminalización de la pobreza  y contra la creación de leyes que acusan al pueblo de terrorismo aquí lo que hay es un pueblo aterrorizado por el trauma la tortura y el terror eso es lo que tenemos”, aseguró.

Almendares calificó que el Movimiento Estudiantil Universitario es uno de los movimientos más importantes en América Latina, a pesar del terror creado en la juventud y se atreve a decir que es el movimiento más importante en este siglo.

Salida de la UNAH

El profesional de la medicina y defensor histórico de los derechos humanos, también hablo sobre su salida de la rectoría de la UNAH, en 1982, cuando aspiraba a la reelección y que desde la embajada de los Estados Unidos en Tegucigalpa se frenó su aspiración al cargo dentro de la máxima casa de estudios.

Contextualizó este suceso como parte de los intereses del embajador estadounidense John Negroponte, de las Fuerzas Armadas y de los intereses del presidente de aquel entonces. “Nos sacaron porque estábamos con el pueblo y me siento orgulloso de lo que hicimos en aquel entonces. Tengo mi conciencia tranquila porque mi conciencia nunca me podrán comprar”.

El doctor Almendares añadió que no niega que tenga ideas de izquierda, “que soy anticapitalista y estoy por la liberación de los pueblos, no me gusta que invadan a nuestros pueblos”.

“Lo que habido es una contra reforma en la UNAH”

Uno de los puntos que le preocupan al hoy ex rector de la UNAH es la penalización contra el sector estudiantil, lo que ha considerado como una “aberración jurídica”.

Lo más importante es despenalizar, hay que quitar esa aberración jurídica, ha sido terrible que se torture a estudiantes en la UNAH, que se asesine a docentes como el caso de Héctor Martínez Motiño y algunos estudiantes universitarios.

Cuando se quiere arreglar algo se arregla rápidamente, en cuestión de horas se ordenó el proceso de criminalización y así debería ser el proceso de despenalización.

Juan Almendares Bonilla finalizó esta entrevista con un mensaje de solidaridad, con la obligación de ser solidarios y solidarias. “tenemos que luchar por la libertad de la juventud por la libertad del pensamiento por la construcción de nuevas ideas y por tener una Honduras verdaderamente independiente”.