Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Aproximadamente 65 mil millones de lempiras al año se roban los corruptos en Honduras, integrados por el sector empresarial privado y público, crimen organizado, de igual forma el gobierno central y local, son algunos de los actores que participan en desmantelar los fondos públicos de la ciudadanía para seguir consumando las injusticias sociales.

Así lo evidencio este jueves, una investigación del Observatorio de Política Criminal Anticorrupción (OPCA) del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) y el Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo en Honduras (FOSDEH).

“Ya está definida y planificada los mecanismos y procesos para seguir imponiendo la corrupción para los siguientes años, es importante recordar que hay una participación del narcotráfico en estas estructuras de criminales“, denunció el director del FOSDEH, Mauricio Díaz Burdett.

Algunas de las formas en las que los corruptos operan son por medio de la sobrevaloración de precios de los productos y servicios, sobornos, el nepotismo de funcionarios que no tienen la capacidad de ejercer sus funciones, compra y venta de influencias, comisión financieras ilegales, desvío de fondos, evasión fiscal y extorsión.

Saqueo energético

“Las exoneraciones fiscales son grandes montos que benefician a un sector en específico como el empresarial y el sector eléctrico es el que más afectado hemos visto con contratos leoninos arreglados desde el Congreso Nacional”, sostuvo el abogado del CNA, Odir Fernández.

Más de 10 mil millones de lempiras fueron gastados en la energía, según la investigación, después le sigue los actos ilegales tangibles e intangibles, adquisición de bienes y servicios, construcción de carreteras y las obras de reparación.  

Honduras ha sido catalogada como el segundo país con mayor percepción de corrupción en Centro América y el segundo más desigual América Latina.


Últimas Noticias

Más Leídos

  • Semana

  • Mes

  • Todo