Colors: Blue Color

 

Por: Víctor Ramos

El día jueves, 25 de junio, en plena pandemia, entra en vigencia el nuevo Código Penal. Este nuevo instrumento legislativo, una vez que fue del conocimiento de la ciudadanía hondureña, despertó una ola de oposición y rechazo, sentimiento que se hizo evidente a través de múltiples medios, sobre todos en los canales sociales masivos.

Por: Rodolfo Cortés Calderón

Como lo dijo el ilustre pensador Rafael Heliodoro Valle: “la historia de Honduras se puede escribir en una lágrima”, esto en referencia a la mentalidad esclavista y colonialista que aún pervive en el pensamiento y sentimiento hondureños; a lo que se suma la cómplice politiquería barata de los modernos mesías y la salvaje explotación del capitalismo imperialista y sus lacayos catrachos.

Por: Naama Avila*

Antes, nuestras abuelas tenían el privilegio de poder conocer y disfrutar varias de sus generaciones. Y a su larga edad, todavía contaban con la fuerza de caminar en las calles del pueblo, ir a la playa, reunirse con sus viejas amistades y hasta iban a fedujear (Fedu es un baile tradicional garífuna, ejecutado por mujeres, cuyas canciones contienen elementos tópicos expresivos de sentimientos femeninos, hacia las situaciones que las mujeres viven en sus comunidades). Un ejemplo de los mensajes que se utiliza es: "Un hombre, qué comete un delito, algún día por los buitres en círculos elevados, encontraremos su cuerpo."

Por: Mauricio Velasco (presidente de Pro-Justicia Honduras, PROJUSH)

El Código Penal contiene las disposiciones que establece y regula la potestad punitiva del Estado, necesaria para asegurar la paz y la seguridad social. Nuestro Código Penal que data de 1983, desde hace varios años fue rebasado por la cambiante realidad social, por lo que es necesario sustituirlo por otro que contenga los últimos avances en derecho penal, tales como nuevas figuras delictivas y penas.

Por: Cindy Rodriguez  

El Golpe de Estado del 2009 marcó el inicio de una década de deterioro acelerado de las instituciones públicas. Las elites económicas y políticas decidieron atestar un golpe contra la democracia y el masivo respaldo popular del proyecto de la cuarta urna y la constituyente, evidenciando que lo único que los guía es la protección de sus intereses económicos y su beneficio particular. Desde ese momento el pueblo ha marcado una agenda por la defensa de la democracia que descansa fundamentalmente en la movilización popular, ante la cual ha encontrado una respuesta represiva reiterada.

Por: Carlos Méndez 

La gente; ese “gential de gente”, primero se fue viniendo como los zompopos.  Luego fueron más y más, hasta rellenar esta capital, desde la orilla de los ríos y sitios pedregosos para buscar respuestas a la imaginación rural llena de colores y triunfos, en cuenta y en primer lugar, la de satisfacer necesidades que te llegan al alma como la victoria de conseguir una tortilla, un “conqué”; techo, aunque sea de “arrimado” y llenar el pecho de orgullo de ser algo que valga la pena. Por lo menos “con que pase el colegio, luego un oficio” y convertirnos en héroes y heroínas, al sobrevivir cada sobresalto urbano, en lo sublime de cada historia de vida.

Últimas Noticias

Más Leídos

  • Semana

  • Mes

  • Todo