En los países como Honduras donde las infancias están desprotegidas por diversas aristas de bienestar y derechos inalienables como un nombre, nacionalidad, salud educación, alimentación, entre muchos más, vista a ojo y paciencia Estatal desde la falta de inoperatividad de instituciones que velen por resguardar la integridad física y mental de las infancias en riesgo social no importa la ciudad que mencionemos encontraremos centenares de menores deambulando a cualquier hora en condición de riesgo social en la calle, es incuantificable la moratoria judicial en los pocos casos en que se interponen denuncias por delitos cometidos contra infantes “Total nunca se hace nada ahí, solo iría a gasta mi pistillo en el transporte”, el adulto centrismo que desestima lo que dicen las niñas, niños y jóvenes quedando su palabra como si fuera una mentira a causa de su imaginación aniquilando con esta excusa o escudo usado por el violador la quebrantar la inocencia de su víctima. 

Es común verles  a los infantes víctimas de abuso sexual que "Pierden la mirada en el cielo o en el suelo, porque en ese momento que se queda ido está reviviendo su sufrimiento, recordando la violación" por ello las características importantes que deben tomar en cuenta los padres de familia para detectar si su hijo sufre un abuso sexual o emocional:  cuando los infantes tienen edades entre  1 a 3 años de edad- son víctimas de actos de lascivia o lujuria (son manoseados u obligados a manosear a un adulto), presentan alergias en los genitales pues los han tocado de forma violenta y en ocasiones con las manos sucias esto les genera infecciones sexuales.

Cuando los niños están entre edades de 4 a 11 años se masturban, hablan de sexo, tiene infecciones de trasmisión sexual, cambios conductual y rendimiento académicos. Todos y todas en el ámbito emocional tienen sentimientos de ira, depresión, culpa, ansiedad, llanto descontrolado, presentan retroceso cognitivo conductual, miedo por personas, cosas o lugares, En muchas ocasiones los adultos que se están aprovechando de enuresis o encopresis, ellos los obligan a mirar pornografía al estar a su lado, ha esto se le llama hipersexualización.  

Algunos infantes desarrollas sentimientos ambivalentes ante la cotidianidad con su agresor sexual expresando "Quiero a mi papá, tío, hermano, abuelo etc., pero él me hace daño me duele cuando me toca o se pone encima de mi cama, soy tan mal niño/a que por eso me castiga", estos son algunos de los pensamientos más frecuentes de los menores abusados, pocas veces ven el hecho como una violación ya que no conocen el concepto, pero por desgracia viven el contexto de abuso sexual, ya que los niños relacionan el abuso más con un castigo de ser mal niño/a y no con la violación.

 Lo que les deja a infantes, niñas, niños y jóvenes viviendo inmersos en una cultura machista qué les cosifica a las niñeces en una propiedad quedando expuestas a que se deben esconder los secretos familiares perpetrados en abusos físicos, verbales en violaciones en donde se acalla el hecho para no generar comidilla ni andar de boca en boca por los hechos en contra de la víctima protegiendo la imagen pública del agresor quien en su mayoría es un pariente sanguíneo, el proveedor del hogar o un amigo cercano de la familia, al revisar la postura en que es vista la víctima de la agresión se expone cómo conflictiva, provocadora, mentirosas, inventoras, hasta llegar al punto de culpabilizarla por su silencio de los hechos sucedidos.

Los traumas de la infancia marcaran el desempeño de la vida adulta, del abuso sexual se arrastran patrones de conductas como el aislamiento, ansiedad, depresión, ira, frustración, culpabilidad, terrores nocturnos, rebeldía, aversión las relaciones sexuales, vaginitis, disforia sexual, baja autoestima, despersonalización de corporeidad, instrumentalización de las relaciones sexuales.

Desgraciadamente no es nada difícil que un victimario olvide el rostro de una víctima infantil o joven que muchos años antes daño aunque con el paso del tiempo la víctima con otro cuerpo, otro rostro, persista en su alma lo que no olvido, su violación con todos las evocaciones de sus daños, pero él si ha olvidado que en el pasado le lastimo.

La memoria en los primeros años de vida es un germen en crecimiento difuso, confuso y disperso en el cual todo flota, fluctúa y queda varado, volando entre imágenes borrosas o casi manchones, pero existen ciertos recuerdos tan vividos como golpes en donde afloran olores, sensaciones y dolores de hechos que reaparecen inequívocamente una y otra vez con los estímulos precisos que fungen de detonadores que hacen explotar esas bombas en que se reviven los hechos de agresión física, verbal, psicológica o sexual.

En su infancia  nadie se ocupó de sanar los traumas de Lisby esa niña sobreviviente de una violación infantil y ahora sólo se trabaja en la despersonalización mediática de la homicida de Olanchito, Yoro el 04 de julio de 2021 se ha se ha tornado noticia, ningún eslabón de las fuentes mediáticas o de custodia de los órganos operadores de justicia ha reparado en que es un ser indefenso emocionalmente, sobreviviente a una violación infantil y también víctima de violencia basada en género y violencia simbólica, ella ocupa ayuda psicológica se debe procurar sanar linealmente cada uno de los traumas que ha arrastrado y no la dejan vivir en manera funcional en la sociedad. Ella nunca superara el dolor, ni el trauma que el hecho de agresión sexual que se le causo sino recibe terapia psicológica y quizás hasta psiquiátrica.

El enfoque de género falla desde la praxis en la aplicación de justicia en órganos ejecutores en su mayoría desempeñados por servidores machista o servidoras alienadas al machismo, y lo único que hacen con sus procedimientos es la Re victimización de la sobreviviente de violencia qué al poner la denuncia se le obliga a repetir palilalicamente la historia cuantas veces se solicite, sin importar que esto lastimé y evite sanar la herida emocional.

Con los años al no separarse del ámbito en que su agresor tranquilamente convive, sin pagar su pena ante la sociedad, ni siquiera hubo señalización del hecho, en donde existen todas las probabilidades que este depravado hubiera repetido su afrenta a otra víctima, ella no resiste más cuando el intente volver a violarla ella busca fraguar una forma en que mediante sus propias manos pueda de vengar la afrenta, el delito contra ella cometido en años pasados que hiere en su presente.

Ahora la víctima de violación sexual infantil a pesar de ser victimaria, una homicida confesa no será tratada en forma justa, las autoridades jamás han buscado resarcir el daño emocional de la niña violada a falta de una denuncia, sino que será enjuiciada por la mujer homicida que hoy se ha convertido al buscar por sí misma la justicia que inmerso en el silencio, miedo, amenazas y la falta de un apoyo en su juventud no le permitió tener a nadie quien le brindara protección.

Si nos remitimos a un corolario de vocablos según diversas fuentes identificamos un hilo conductor respecto a la sinergia entre los hechos perpetrados en contra de los derechos humanos de las niñas, las jóvenes, mujeres y ancianas. Como apoyo al acervo y prevención de estos delitos se comparte un breve resumen que hace paso legal y psicológico sobre la mujer y los delitos que sufre día a día.

El trauma que se define como una lesión severa a nivel orgánico, resultante de la exposición aguda a un tipo de energía (mecánica, térmica, eléctrica, química o radiante), en cantidades que exceden el umbral de la tolerancia fisiológica (Baker et al., 1984). Las víctimas adultas de abuso sexual infantil presentan una mayor probabilidad de padecer trastornos emocionales como depresión, ansiedad, baja autoestima o problemas en las relaciones sexuales (Berliner y Elliot, 2002; Guerricae-chevarría y Eheburúa, 2005).

Según la ONU La VBG Violencia Basada en Género debe entenderse por violencia contra la mujer cualquier acción o conducta, basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en el ámbito público como en el privado. La Misoginia es el rechazo, odio o prejuicio hacia las mujeres producto de diferentes causas como la creencia de que la mujer es el sexo débil e inferior con respecto al sexo masculino, lo que es conocido como machismo, traumas causado por una mala experiencia con alguna mujer. El Machismo es un conglomerado de conductas (tanto motoras como verbales) que superponen al hombre sobre la mujer en áreas socialmente reconocidas, estrecha correlación entre cultura patriarcal, desigualdad entre hombres y mujeres y violencia de género.

La Violencia simbólica vista con un enfoque de género es la violencia que genera su misión es que ni siquiera se perciben como tales apoyándose en una expectativa colectiva en unas creencias socialmente inculcadas. Es un tipo de violencia fundamental sobre el ejercicio del poder y el control sobre otros consiste en el poder de dominar a través del lenguaje las asignaciones de jerarquía de valores a los actos o sentimientos y del establecimiento de hábitos diferenciales que poseen contenidos escritos a los roles asignados a cada integrante de la familia por su género condición física material o etcétera.

Los Actos de lascivia de acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), es la propensión a los deleites carnales. Se trata del deseo sexual o la lujuria sin control. Una persona con lascivia mira al prójimo de manera morbosa o con intenciones sexuales. El Acoso sexual según la CEDAW identifica como una manifestación de la discriminación de género y como una forma específica de violencia contra una persona en su mayoría mujeres o menores de edad en contra de su deseo o interés. La Agresión sexual según la RAE es un evento traumático y doloroso que se debe a los abusos físicos sexuales y sus consecuencias.  

La Pedofilia es la Atracción erótica o sexual que una persona adulta siente hacia niños o adolescentes. b.- Pederastia: Abuso sexual cometido con niños y niñas. El Delito de Pederastia proviene del griego, significándose “gusto o amor por los niños” y se define como la práctica sexual entre un varón adulto y un infante o adolescente.

Guía del MAI Modelos de Atención Integral a Mujeres Víctimas de VBG Violencia Basada en Género de la UNFPA la VCM Violencia Contra la Mujer es Cualquier acción o conducta, basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en el ámbito público como en el privado. La Discriminación Contra la Mujer es Toda distinción, exclusión o restricción basada en el sexo que tenga por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos por la mujer, independientemente de su estado civil, sobre la base de la igualdad del hombre y la mujer, de los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural y civil o en cualquier otra esfera.

Según la Guía MAI de UNFPA  El Género Es la construcción social de las relaciones entre hombre y mujeres, donde se asignan a cada uno, roles, valores y formas de comportamientos diferentes y de desigual valor. Esta construcción social es aprendida y cambia con el tiempo y de una cultura a otra. Y el Acceso a la Justicia Derecho humano indispensable para el ejercicio de los demás DDHH. Abarca la atención de salud oportuna y apropiada; y también principales factores determinantes de la salud.

Según el Ministerio Publico de Honduras El abuso sexual comprende cualquier forma de contacto sexual con fuerza o intimidación o amenaza, cuando la persona se halle privada de razón o sentido (ya sea por enfermedad mental o porque ha sido intencionalmente drogada o embriagada). Los actos en los que se puede manifestar el abuso son muy variados, y pueden implicar desde tocamientos obscenos hasta la penetración. El abuso puede ser perpetrado por cualquier persona independientemente de su sexo, puede producirse entre adultos, de un adulto a un menor (abuso sexual infantil) o incluso entre menores.

En la legislación penal vigente en Honduras se denominan como: “DELITOS CONTRA LA LIBERTAD SEXUAL Y LA HONESTIDAD”. Comprenden los actos verbales o físicos de contenido sexual que se cometen contra una persona de cualquier edad o sexo sin su consentimiento y, en el caso de los menores de edad, con engaño y afectación de su desarrollo psicosexual.

¿Cómo detectar si un niño está sufriendo o ha sufrido abuso sexual?

Existen unos signos o síntomas de alerta a los que los padres o cuidadores deben estar pendientes, sin embargo la presencia de estos no son indicativos de que el niño está o ha sufrido abuso.

Síntomas o Signos de alarma:

  1. Cambio de la conducta habitual
  2. Puede presentar aislamiento
  3. Disminución del rendimiento escolar
  4. Terror nocturno (pesadillas, miedo de ir a dormir, otros)
  5. Se hace pipí en la noche (enuresis)
  6. Se hace popo durante el día o la noche (encopresis)
  7. Retroceso en el habla (habla como chiquito)
  8. Temor inhabitual hacia una persona o lugar (generalmente el agresor o el lugar del abuso)
  9. Irritabilidad (se enoja fácilmente)
  10. Cambio de estado de ánimo, es decir, puede presentar varias emociones a la vez en un corto tiempo.
  11. Temor, vergüenza o culpa.
  12. Baños y cambios de ropa varias veces al día.
  13. Vocabulario, conducta o juegos con contenido sexual
  14. Enrojecimiento o secreciones inhabituales de las partes íntimas
  15. Picazón o comezón en el área genital
  16. Auto estimulación del área genital con manos, juguetes, lápices u otros objetos
  17. Hipersensibilidad del área genital

Si el padre o cuidador detecta algunos de esto síntomas se recomienda hablar con el niño de forma tranquila, sin enojarse o alterarse, con calma, sin presionar al niño, esto hará que el niño confíe y pueda contar lo sucedido.

También puede abocarse al Centro Integrado de Respuesta Rápida (CORE 7), al Centro de Salud Alonzo Suazo o al Centro de Salud de las Crucitas, estos centros ofrecen atención psicológica

¿Cómo hablar con un niño o niña o con una persona cuando sospechamos que ha sufrido abuso?

Antes que nada debe inspirar a la probable víctima a confiar en usted, debe hacerlo sentir seguro, evitar gestos de disgusto o los regaños y por ninguna razón debe hacerlo sentir culpable.

En el caso de los niños inicie una conversación dirigida a fortalecer la confianza del niño o niña y reforzando el hecho de que lo sucedido no es su culpa, en ella pregunte si alguien le ha tocado alguna parte de su cuerpo sin que el haya querido, o si alguien ha amenazado con lastimar a su papá o mamá, si le han ofrecido algo a cambio de tocar o dejarse tocar. En la conversación debe respetar en todo momento al niño y su disposición de hablar, procure no forzarlo, no reaccionar violentamente y mucho menos presionarlo, si lo hace el niño se intimidará y no hablará.

En el caso de adultos:

  1. Atender a la persona de forma física y emocional, llevarla a un lugar seguro y tranquilo.
  2. Brindarle seguridad y confianza (remitirla a la autoridad correspondiente)
  3. Atender (escuchar) para que la persona pueda expresar libremente como se siente y de cómo ocurrieron los hechos
  4. No culpabilizar a la persona de los hechos ocurridos
  5. Involucrar a un cercano (amigo(a), familiar, pareja) para que encuentre mayor apoyo.

 RECOMENDAMOS

  • Evitar reaccionar violentamente con el hijo o hija, amigo o pareja porque este no tiene la culpa de lo sucedido.
  • Escuchar con atención a la víctima sin juzgarla ni regañarla.
  • Hacer saber a la víctima que tiene el apoyo de alguien que lo quiere
  • ACTUAR, evitar el silencio , interponer denuncia

 

  • ¿CÓMO PREVENIR EL ABUSO SEXUAL?
  • No existe una fórmula mágica que evite que una persona sea víctima de abuso sexual, sin embargo es importante educar a los niños y jóvenes y padres sobre ciertas cosas que ayudan a prevenir el abuso sexual, entre ellas están:
  • -. Tener buena comunicación con los hijos, responder sus preguntas sobre todo las preguntas relacionadas a temas sexuales, de forma entendible para la edad que tiene el niño o joven.
  • -. Establecer y mantener la confianza del niño, joven o adulto, esto facilitará que cuando tenga un problema pueda contárselo.
  • -. Enseñar a los niños a:
  • no ir con extraños aunque sepan sus nombres o estén con otros niños
  • no quedarse solos con adultos u otros niños
  • que nadie le toque los genitales y menos bajo amenaza
  • que nadie puede obligarlo a hacer algo que no quiere.
  • no aceptar regalos de otros a cambio de que toque o deje que le toquen sus partes íntimas (genitales)
  • -. evitar que los niños vean a los adultos en situaciones muy íntimas, ya que esto despierta su curiosidad.

¿Cómo sobrellevar el abuso sexual o apoyar a la víctima de abuso sexual?

Lo más importante es que la víctima se siente segura y apoyada por sus seres queridos. Brindarle todo el apoyo emocional que necesite. También es importante ayudar a la víctima a conseguir tratamiento psicológico que le servirá para sobrellevar el trauma y poder ser funcional en el entorno y recuperar la estabilidad emocional.

Sirve también involucrarse en actividades recreativas, ocupacionales u otras en las que pueda canalizar adecuadamente sus emociones, actividades tales como pintar, leer, deportes, o cualquier otra que le interese. Un punto de suma importancia es la protección de la identidad de la víctima, su no revictimización, es decir, no divulgar el hecho, respetar sus sentimientos.

¿CUÁL ES EL TRABAJO DE MEDICINA FORENSE EN CASOS DE ABUSO SEXUAL?

Antes que nada es importante mencionar que Medicina Forense no atiende si no se ha interpuesto denuncia del hecho, que los servicios relacionados a estos casos son completamente gratuitos y que la atención que se presta es Forense no Clínica, así que luego del examen es probable que remitan a la víctima a un médico u hospital.

Medicina Forense a partir de la denuncia del delito sexual realiza diversas actividades que son:

-. Evaluaciones físicas

-. Evaluaciones psicológicas y psiquiátricas

-. Análisis de laboratorio y recepción de evidencia

-. Dictamen que se remite al solicitante (fiscalía donde interpuso denuncia).

Este dictamen es parte importante del proceso legal ya que en él se expresan los resultados científicos recopilados por el experto.

¿Cómo sobrellevar el abuso sexual o apoyar a la víctima de abuso sexual?

Lo más importante es que la víctima se siente segura y apoyada por sus seres queridos. Brindarle todo el apoyo emocional que necesite. También es importante ayudar a la víctima a conseguir tratamiento psicológico que le servirá para sobrellevar el trauma y poder ser funcional en el entorno y recuperar la estabilidad emocional.

Sirve también involucrarse en actividades recreativas, ocupacionales u otras en las que pueda canalizar adecuadamente sus emociones, actividades tales como pintar, leer, deportes, o cualquier otra que le interese. Un punto de suma importancia es la protección de la identidad de la víctima, su no revictimización, es decir, no divulgar el hecho, respetar sus sentimientos.

Según el Código Penal Hondureño en las reformas del Decreto No. 234-2005 í: “DELITOS CONTRA LA LIBERTAD E INTEGRIDAD FISICA, PSICOLOGICA Y SEXUAL DE LAS PERSONAS”; y  Capitulo Nuevo referente a los DELITOS DE EXPLOTACIÓN SEXUAL COMERCIAL. ARTICULO nos dice: Artículos 140.- Constituye el delito de violación el acceso carnal con persona de uno u otro sexo mediante violencia o amenaza de ocasionarle al sujeto pasivo, al cónyuge de éste o compañero de hogar, o uno de sus parientes dentro del cuarto (4to) grado de consanguinidad segundo (2do) de afinidad un perjuicio grave e inminente.  Para efectos de este artículo se entenderá por acceso carnal, el que se tenga por vía vaginal, anal o bucal. Será sancionado con pena de diez (10) a quince (15) años de reclusión Son casos especiales de violación al acceso carnal con persona de uno u otro sexo cuando sin mediar violencia o amenaza, concurra cualquiera de las circunstancias siguientes. 

Tales casos serán sancionados con pena de quince (15) a veinte (20) años de reclusión y son los siguientes: 1) Cuando la víctima sea menor de catorce (14) años de edad; 2) Cuando la víctima se halle privada de razón o de voluntad o cuando por cualquier causa no puede oponer resistencia; 3) Cuando el sujeto activo para cometer el delito de violación intencionalmente disminuya o anule la voluntad de la víctima utilizando para ello sustancias psicotrópicas o estupefacientes, incluyendo alcohol o cometió la violación encontrando al sujeto pasivo en la situación anterior; 4) Cuando el sujeto activo esté encargado de la guarda o custodia de la víctima y se valga de su condición de autoridad para tener acceso a la misma; y, 5) Quienes a sabiendas que son portadores de Síndrome de Inmune Deficiencia Adquirida/ Virus de Inmune Deficiencia Humano (SIDA/VIH) o una enfermedad contagiosa de orden sexual incurable, cometen la violación.

Con la misma pena se sancionarán los casos de violación que se cometan por más de una persona, por alguien reincidente, cuando la víctima esté embarazada, quede embarazada como producto de violación o cuando la Víctima sea mayor de setenta (70) años.

 ARTICULO 141.- Comete Actos de Lujuria, quien valiéndose de las condiciones o empleando los medios indicados en el artículo anterior hace víctima a otra u otras personas de actos de lujuria distintos del acceso carnal, será sancionado con pena de reclusión de cinco (5) a ocho (8) años. Cuando la víctima sea menor de catorce (14) años aún cuando haya consentido el acto o si siendo mayor de esa edad el sujeto pasivo adolece de una enfermedad mental o desarrollo psíquico incompleto o retardo o se haya privado de razón o voluntad o cuando por cualquier causa no pueda oponer resistencia la pena anterior se incrementará en un medio (1/2). Cuando los actos de lujuria consistan en la introducción de objetos o instrumentos de cualquier naturaleza en los órganos sexuales u otro orificios naturales o artificiales que simulen los órganos sexuales del cuerpo del sujeto pasivo, el culpable será sancionado con pena de reclusión de diez (10) a quince (15) años.

ARTICULO 142.- El estupro de una persona mayor de catorce (14) y menor de dieciocho (18) años prevaliéndose de confianza, jerarquía o autoridad, se sancionará con pena de seis (6) a ocho (8) años de reclusión. Cuando el estupro se cometa mediante engaño se sancionará con pena de cinco (5) a siete (7) años de reclusión.

ARTICULO 143.- El acceso carnal con ascendientes o descendientes, entre hermanos, o en relación entre adoptante y adoptado, con madrastra o padrastro, cuando la víctima sea mayor de dieciocho (18) años constituye el delito de incesto, será sancionado con pena de cuatro (4) a seis (6) años de reclusión y se procederá en virtud de querella de la parte ofendida o su representante legal. Cuando la víctima sea mayor de catorce (14) y menor de dieciocho (18) la pena se agravará en un medio (1/2).

ARTICULO 144.- Quien con fines de carácter sexual y mediante fuerza, intimidación o engaño, sustrae o retiene a una persona, será sancionado con reclusión de cuatro (4) a seis (6) años. Cuando la Víctima de este delito sea una persona menor de dieciocho (18) años de edad, se sancionará con la pena prevista en el párrafo anterior aumentada en un medio (1/2).

ARTICULO 149-C.- El acceso carnal o actos de lujuria con personas mayores de catorce (14) o menores de dieciocho (18) años de edad, realizados a cambio de pago o cualquier otra retribución en dinero o especie a la persona menor de edad o a una tercera persona, será sancionado con pena de seis (6) a diez (10) años de reclusión.

ARTÍCULO 152.- En los delitos comprendidos en el presente Título se procederá mediante acción pública ejercida por el Ministerio Público de oficio o a instancia de parte interesada, cuando las víctimas fueren personas menores de dieciocho (18) años de edad. En los delitos de Violación y de Explotación Sexual Comercial comprendidos en el presente Título, la acción será perseguible de oficio por parte del Ministerio Público o a instancia de la parte interesada aunque la víctima fuere mayor de dieciocho (18) años de edad.

Claudia Sanchez Carcamo, Psicóloga, Pedagoga, Gestora Cultural y Escritora.


Más Leídos