Por: Rodolfo Cortés Calderón

Como lo dijo el ilustre pensador Rafael Heliodoro Valle: “la historia de Honduras se puede escribir en una lágrima”, esto en referencia a la mentalidad esclavista y colonialista que aún pervive en el pensamiento y sentimiento hondureños; a lo que se suma la cómplice politiquería barata de los modernos mesías y la salvaje explotación del capitalismo imperialista y sus lacayos catrachos.

A partir de nuestra juventud, 1960-1970, siempre fuimos muy afines a las noticias habladas y escritas; en aquel tiempo las emisoras principales eran HRN y América y los diarios escritos El Día, El Cronista, La Prensa y Tiempo. Desde aquellos tiempos ya había periodistas tarifados, unos públicos y otros subrepticios. También los había moderados y transparentes. En ese tiempo surgió un periodista que cuestionaba acremente a sus entrevistados y que llamaba las cosas por su nombre: ladrón, violador, corrupto, etc. si así lo consideraba. Epítetos con los que señalaba directamente a jefes de Estado o funcionarios; pero de boca de el mismo nos dimos cuenta que también vendía sus noticias a los inculpados, por eso no mencionamos su nombre. Así que los que lo tratamos nos desencantamos de él, resultó ser un mercader de la noticia.

Posteriormente en los años 80-90 aparece el periodista David Romero Ellner con su programa en radio América “Interpretando la Noticia”. Un periodista muy incisivo y cuestionador. Después del golpe de Estado del 2009 desde radio y Globo TV, Romero Ellner se convirtió en un archienemigo de los golpistas del bipartidismo y de las Fuerzas Armadas y se convirtió en el defensor del partido Libre que terminó traicionándolo, según palabras de su esposa la periodista Lidieth Valladares.

El 2018 Romero Ellner fue acusado de parte de la mujer del Fiscal Adjunto del Estado, por ofensas al “honor público” y sentenciado a 10 años de cárcel aunque en apego a la verdad él está preso por atacar al gobierno de Juan Orlando Hernández, JOH, a los demás poderes del Estado y órganos contralores de corruptos y narcotraficantes.

Desde el golpe de Estado—época en que se entronizó con más fuerza el vasallaje perruno pro estadounidense de parte de la oligarquía hondureña y el brazo armado—han surgido dignos movimientos nacionales en pro de recuperar el Estado de Derecho. Es digno de mención el movimiento de los indignados—alimentado por estudiantes de secundaria y universitarios—y hoy actúan sin claudicar y fervientemente algunas plataformas (en defensa del ambiente, de DDHH, del feminismo, del estado de Derecho, etc.) que animan al cambio del estado de cosas, lamentablemente muy dispersos y nada cohesionados.

Sin embargo, post golpe apareció un personaje beligerante con una mentalidad patriótica dirigiendo en Hondured-Canal 13, el programa “Opinión Puntual”, llamado Milton Benítez. Posteriormente el año 2018 en el canal UNETV abrió el programa EL PERRO AMARILLO. Imaginamos que por diferencias ideológicas, ya que Benítez pertenece a una escuela de formación periodística de avanzada y los dueños de UNETV a la línea liberal, éste dejó el canal.

EL EQUIPO DEL PERRO AMARILLO

En la actualidad el sociólogo y comunicador Milton Benítez forma parte de un equipo de prominentes periodistas dedicados a la investigación entre ellas y ellos Whitney Godoy, Gissel Flores, Katia Lara y Abel Pérez entre otros, que alimentan en la página web su propio medio llamado EL PERRO AMARILLO TV que se considera “un programa de televisión de análisis político transmitido desde Honduras”, donde todas las noches de 7 a 10 p.m. puede verse y que cuenta con una enorme tele-audición que es la envidia de los canales controlados por la oligarquía bancaria.

Quizás por esta enorme audición, y lo meridiano y frontal de sus denuncias, el canal que se difunde por Youtube y Facebook es bloqueado a cada instante.

PERIODISMO DE INVESTIGACIÓN

A pesar de que en Honduras existe la carrera universitaria de periodismo, ésta parece formar profesionales para la comodidad y el moje. Es escaso el periodismo de investigación y de conciencia. La gran mayoría de los periodistas se dedican a copiar noticias de las cadenas noticiosas o analistas internacionales, al periodismo amarillista o al blanqueo de las noticias, más en estos tiempos en que el narcotráfico es pan de cada día y un lucrativo negocio.

CONCLUSIONES

·        Los hondureños y hondureñas ya deberíamos despojarnos de sentimientos reductivos de lucha con plataformas que con nobles ideales no integran a toda la ciudadanía en una lucha común en contra de un enemigo común: el narco-estado.

·        Equipos periodísticos como EL PERRO AMARILLO son los que necesita Honduras: que creen conciencia ciudadana, que se despojen de intereses personales, que informen con la verdad y que no vendan sus ideales patrióticos.

·        Desde nuestro punto de vista toda la ciudadanía debería apoyar moral y económicamente a este equipo de investigadores y formadores de conciencia que a diario corren el riesgo de ser ultimados por los delincuentes de cuello “blanquito” que abundan en el gobierno y empresariado de Honduras.

·        Compartimos el pensamiento y esfuerzo y manifestamos nuestra incondicional solidaridad con Milton Benítez y el equipo de El Perro Amarillo.

·        Estamos en contra del Código Penal actual y el que entrará próximamente. Debe elaborarse un nuevo código penal debidamente socializado y no uno manipulado como el actual y el que está por entrar en vigencia.

·        El Estado de Honduras con sus tres poderes y organismos contralores es el único responsable de cualquier atentado a la vida e integridad física de estos periodistas y sus familias.

Exigimos a los sitios web YOUTUBE y FACEBOOK respeto a la libertad de prensa, de opinión y de difusión.

Exigimos libertad para los presos políticos de El Guapinol, Tocoa-Colón; para Rommel Baldemar Herrera y para el periodista David Romero Ellner.

¡Sólo con justicia habrá paz!