Namasigüe, Choluteca (Conexihon).- Como veedores sociales participaron organizaciones de sociedad civil en el proceso de entrega de alimentos, quienes señalan que las raciones concedidas no son suficientes para abastecer a todas las familias durante el confinamiento en más de 60 comunidades del municipio de Namasigüe en Choluteca.

Como respuesta a la emergencia nacional declarada el 10 de marzo del 2020 por la pandemia del Covid-19, éste plan pretende beneficiar a 800 mil familias en condiciones de pobreza y extrema necesidad a nivel nacional, representando a 3,2 millones de hondureños y hondureñas, según el Gobierno de la República.El 25 de marzo se inició la entrega masiva de catorce productos de la canasta básica en bolsas o sacos, distribuidos en todo el país de manera que puedan abastecer a las familias hondureñas durante el confinamiento.

Proceso de veeduría en la entrega de alimentos

El Comisión Ciudadana de Transparencia (CCT), la Red de Jóvenes de Namasigüe (RJN), el Comisionado Municipal, el Centro de Desarrollo Humano (CDH) junto con representantes de la iglesia católica y evangélica integraron el proceso de veeduría en la entrega de alimentos en éste municipio, bajo la operación estatal “Honduras Solidaria”; creada por el Presidente en Consejo de Ministros, a través del Decreto Ejecutivo PCM-025-2020.

Familias en condición bajo la línea de pobreza; con madres solteras o adultos mayores como cabeza del hogar y con miembros discapacitados, fueron los criterios definidos para que las mismas pudieran ser beneficiadas y autorizadas para recibir el saco solidario, decidido así por las corporaciones municipales en conjunto con el Comité de Emergencia Municipal (CODEM) del sur del país.

“A nivel micro es más práctico vigilar la cosa pública y para estos procesos la vigilancia social, participación activa y la transparencia suman mucho, la independencia de las organizaciones sociales para esos procesos es de suma importancia”, aseguró Elda Díaz; coordinadora del programa de Fortalecimiento de los Derechos Humanos y la Auditoría Social del Organismo Cristiano de Desarrollo Integral de Honduras (FDHAS-OCDIH).

Las raciones entregadas en Namasigüe no están distribuidas por igual e incluyen muy pocos alimentos, lo cual resulta imposible alimentar a toda una familia por más de una semana, manifestaron los veedores que acompañaron el proceso.

 “Nosotros hicimos un cálculo, en algunos municipios con lo que entregaron las familias podían comer unos tres días, en otros hasta una semana pero se observa que la ración es muy poca”, relató Díaz a Conexihon.hn

Raciones alimenticias entregadas en Namasigüe

La veeduría social confirmó que durante el proceso de entrega se proporcionó una bolsa solidaria por familia y a pesar de que todas las bolsas incluyen la misma cantidad y los mismos productos, el número de integrantes en una familia varía, por lo que una bolsa no es suficiente para alimentar a toda una familia, recalcó Díaz.

El proyecto “Honduras en acción contra la corrupción y por la transparencia (HondurACTion)”; consorcio de Organizaciones integrado por CDH, OCDIH y Christian Aid (CAid) en las regiones de occidente, centro occidente, centro y sur de Honduras, en su informe de veedruía social contabilizó 4,452 raciones entregadas el pasado mes de abril en siete sectores que contemplan 62 comunidades de Namasigüe.

“Se participó desde la primea reunión de corporación municipal donde se analizo el PCM y se definió apoyar bajo los siguientes criterios: una ración por familia, no entregar donde la alcaldía ya había entregado por fondos propios, entregar a las familias más pobres y que la selección la realizaran los representantes de las organizaciones comunitarias e iglesias”, explicó Héctor Herrera, coordinador de Gestión Política y Derechos Humanos Región Sur del CDH.

Añadió que como veedores durante el proceso, supervisaron el transporte y entrega en todas las comunidades del municipio presentando posteriormente recomendaciones en relación a mejorar la convocatoria para que la espera de las familias disminuya, entre otros puntos relacionados con el cuidado de los productos, ya que algunos sufrieron daños por el calor.

Herrera confirmó que ahora se encuentran en proceso de compra y agregó que la duración de las provisiones estaba contemplada para 5 ó 10 días en promedio. Cabe mencionar que esta ha sido la única entrega de alimentos realizada el pasado 08de abril, completada el 15 de ése mismo mes sumando hoy 42 días desde que dicha entrega de escazos alimentos fue ejecutada en este municipio.

Inversión estatal y trasferencias a alcaldías

El Estado de Honduras a través de la Secretaría de Finanzas (Sefin), ha destinado L355.3 millones en una primera entrega a 292 alcaldías municipales para que abastezcan de alimentos los hogares de las familias hondureñas en condición de vulnerabilidad y pobreza. Esta primea transacción fue tramitada iniciando el pasado mes de abril y se confirmó por parte del ministro de Gobernación y Justicia, Leonel Ayala, que todas las alcaldías recibieron la primera transferencia e indicó que ya están listas las segundas transferencias para las alcaldías que cumplieron con la primera entrega de provisiones.

Los requisitos para que se acrediten los fondos son: constar de una veeduría social (organización social, iglesia, etc.), que la alcaldía liquide con gobernación y la supervisión de los fondos. El ministro informó que 17 municipios quedan excluidos de esta segunda entrega, pues no han presentado los requisitos, por lo tanto: Tela, Comayagua, Trinidad, Alauca. Danlí, Viriginia, Talgua, Patuca, Santa Bárbara, Ceguaca y Aramencina, entre otros, quedan fuera.

Suspenden las clases por 14 días en Honduras por COVID-19

Ayala aseguró que esta segunda entrega llegará a más de 710 mil hogares a nivel nacional y sostuvo que ya se realizaron 52 transferencias que cumplieron con los requisitos establecidos y 99 acreditaciones están listas para justificar L135 millones, sumando un total de L490 millones invertidos en las bolsas de alimentos destinadas a la “Honduras Solidaria”.

El coordinador de Honduras Solidaria y actual ministro de la Secretaría de Educación, Arnaldo Bueso, manifestó que las planificaciones para distribuir los alimentos y artículos de higiene personal de “casa en casa” se hacen a diario, pero que en el campo hay muchas condiciones que impiden hacer la entrega, entre ellas la aglomeración de personas.

El ministro refutó que la finalidad de éste programa gubernamental es que se pueda cumplir con las normas de bioseguridad y que la gente no salga de casa para evitar el contagio del Covid-19, virus que hoy es la causa de la muerte de más de 321 mil personas a nivel mundial y 146 víctimas mortales en territorio hondureño.

De acuerdo con el registro del Observatorio de la Protesta del Comité por la Libre Expresión (C-Libre), durante el periodo de confinamiento  se han contabilizado hasta la fecha 156 protestas en todo el país, de las cuales 114 corresponden a protestas por hambruna y pobladores de diferentes sectores exigen al Estado que les provea alimentos y ofrezca mejores respuestas ante la crisis.

 

 


Últimas Noticias

Más Leídos

  • Semana

  • Mes

  • Todo