Tegucigalpa, Honduras (Conexihon). – Periodistas, comunicadores sociales y camarógrafos de Choluteca, realizan plantón convocado en solidaridad con el comunicador social Ricardo Ávila, quien recibió un disparo en la cabeza, por razones aún no esclarecidas.

El gremio de la prensa protestó el viernes, frente a las instalaciones departamentales de la Policía UNDEP 6 y posteriormente se movilizaron a las oficinas del Ministerio Público para exigir una justicia efectiva contra la violencia que vive la población en el departamento de Choluteca y el país en general.

La manifestación se da por el atentado criminal que recibió el comunicador y camarógrafo Ricardo Alcides Ávila, el jueves 26 de mayo.

Representantes del poder judicial afirmaron que hay un equipo especial de investigación a cargo del caso. Hasta ahora se desconocen quién o quiénes son los responsables del atentado criminal.

La primera hipótesis que manejan las autoridades, es que Ávila fue perseguido por una banda criminal que intentó despojarlo de su motocicleta, durante el asalto. Sin embargo, esta teoría no explica por qué Ricardo Ávila y según sus allegados había cambiado de número celular argumentando que creía que su teléfono estaba intervenido.

Ricardo Ávila de 25 años, permanece ingresado en el Hospital Escuela en Tegucigalpa, donde fue traslado después del atentado, lo acompañan sus familiares. De acuerdo al personal médico que le atiende, el diagnóstico es reservado. Hasta el lugar también llegaron compañeros de trabajo como muestra de apoyo.

En la Alerta 036-2022 el Comité por la Libre Expresión (C-Libre), informa que desde el 2009 se incrementaron los ataques y asesinatos contra periodistas y comunicadores sociales, Honduras es situada por los organismos internacionales de derechos humanos, entre los países más peligrosos para el ejercicio del periodismo. Pese a que en el Examen Periódico Universal (EPU) las autoridades se comprometieron a garantizar la libertad de expresión, los crímenes contra la prensa continúan y en más del 90% se mantienen en la impunidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




Más Leídos