Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- El informe sobre las Protestas en Honduras durante el año 2021, según registros del Comité por la Libre Expresión (C-Libre), los principales actores que se manifestaron fueron los y las empleadas de salud, seguido de los transportistas y empleados públicos.

C-Libre registró al menos 458 protestas a nivel nacional y las razones de las protestas sociales son en contra de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDES), pagos de salarios, permanencia laboral, rebaja a combustibles y reparación de calles.

El historiador, Fernando Trochez coordinador del área de Gestión del Conocimiento de C-Libre, explicó, “es un país que demanda y exige sus derechos y que sale a las calles a protestar para que se cumplan, esto conlleva a un deterioro de la democracia dirigido por un gobierno que no escucha a la población”.

“El gobierno no realizó bien su gestión en resolución de conflictos y en lugar de dialogar con los actores que se manifiestan el Estado prefirió reprimir y criminalizar las protestas”, sostuvo el defensor de los derechos humanos, Edson Ramírez, encargado del Observatorio de la Protesta en C-Libre.  

Desde el 2009 Honduras ha atravesado un cambio en sus formas de vida social conjunta, tanto en materia  social, política y económica, que  han precarizado el bienestar de las personas, irrumpiendo en varias ocasiones el orden democrático y por tanto el Estado de Derecho, desembocando en múltiples violaciones a los derechos humanos, dejando a Honduras en una atmosfera de violencia con una tasa de homicidios del 43.6 por cada 100 mil habitantes para el 2019 acorde al Sistema Estadístico Policial.

Desde hace cinco años, C-Libre ha desarrollado, una metodología mixta de intervención física y de monitoreo digital, para el registro y documentación de las protestas, mediante una base de datos que facilite el seguimiento de las protestas, su compresión y análisis.

La información sobre las protestas sociales, su caracterización, participantes, reacción estatal y respuesta a sus demandas  se obtiene por medio de varias fuentes, primarias cuando esta se realiza directamente en el acompañamiento presencial, y la conformación de grupos con actores de interés a nivel nacional además, se hace uso de solicitudes de acceso a la información pública através de la plataforma SIELHO[1], en la cual se solicita información a la Secretaria de Seguridad para poder saber sobre las gestiones que realizan los entes encargados del Estado en materia de protesta social. Igualmente, se realiza uso de la información de fuentes secundarias cuando se realiza un monitoreo por medios digitales.

En los últimos cinco años, C-Libre ha documentado que los miembros del Orden Público son los principales agresores de periodistas y defensores de derechos humanos, registrando entre 2018 y 2019 un total de 56% de las agresiones perpetradas por miembros de la Policía Nacional y La Policía Militar del Orden Público (PMOP).

En 2021, los cinco más grandes actores que protestaron fueron los empleados de Salud con el 20,3 %, seguido por el sector transporte con el 16,8%, empleados públicos con el 13,7 %, organizaciones de sociedad civil con el 12% y las comunidades con un 8%. Cabe resaltar que debido a razón de contexto se deja como grupo aparte a los empleados de salud que en relación con el resto de los empleados públicos, debido a la pandemia y los despidos masivos que sucedieron por parte del Estado cuando se creyó que el COVID19 era un problema superado, en apenas tres meses (últimos del año) las protestas por parte del sector salud crecieron exponencialmente.

Otro de los reclamos fueron controversial instalación de las Zonas Especiales de Desarrollo (ZEDEs) ha sido una de las principales demandas sociales que generaron acciones de protesta social desde diferentes actores, esto por las implicaciones legales, territoriales y humanas.

El gráfico 1.2 muestra las razones porqué las personas protestan, la permanencia laboral con el 12,8 %, pago de salarios con el 8,2%, rebaja a los combustibles y en contra de las ZEDES con un 8% cada uno y la reparación de calle con un 3,4%, al igual que el apartado del gráfico 1.1, las razones de la protesta son amplias, pero se decidió escoger las 5 con más incurrencia durante el año 2021, la permanencia laboral es un dato y cifra alarmante puesto que sucedió en los últimos tres meses del año, de la mano de los empleados de salud, por parte de empleados del gobierno aparece el pago de salarios, sector transporte con la rebaja a los combustibles, la sociedad civil en contra de las Zonas Especiales de Desarrollo Económico (ZEDES) y la reparación de la calle por parte de las comunidades.