Por: Roxana Vásquez

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon). - Reporteros sin Fronteras (RSF) ha comenzado una evaluación sobre la implementación y eficacia de los mecanismos de protección para periodistas en riesgo en cuatro países de América Latina, en nota de prensa difundida el 27 de abril del presente año.

Esta evaluación está contemplada en México, Colombia, Brasil, y Honduras y cuenta con el apoyo de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura). El objetivo de esta evaluación es el fortalecimiento de los marcos operativos de los mecanismos de protección a periodistas en la región.

 Estos cuatro países, son de particular riesgo para el ejercicio del periodismo libre y para la libertad de expresión en general.

 Alrededor del 80% de todos los asesinatos de periodistas en América Latina ocurrieron en alguno de estos países. Convirtiéndolos así, en los lugares idóneos para comenzar dicho proceso de evaluación. Explica, RSF.

 RSF también señala que, las organizaciones internacionales para la protección de Derechos Humanos establecen que el periodismo solo puede ser ejercido libremente cuando los comunicadores no están sujetos a ningún tipo de amenazas, acoso, represión, o violencia física o mental.

Igualmente, una de las mejores formas de garantizar la libertad de prensa y de expresión es mediante la prevención de la violencia contra los medios de comunicación y contra los periodistas. Cuando estas condiciones no se reúnen, entonces los países están obligados a implementar mecanismos para la protección de periodistas.

Sin embargo, en el contexto de América Latina, estos mecanismos carecen de las condiciones formales y materiales para reducir los riesgos hacia periodistas y comunicadores.

Estas fallas se encuentran en la incapacidad de adaptar sus marcos de implementación a la realidad que enfrentan los periodistas cuando desarrollan trabajo de campo, cuando no existen la suficiente asignación de recursos para su efectiva implementación, o cuando hay poca participación de la sociedad civil dentro de esos mecanismos.

En el caso de Honduras, el Mecanismo de Protección de las y los defensores de derechos humanos, periodistas, comunicadores sociales y operadores de justicia, ha sido criticado por distintas organizaciones defensoras de derechos humanos.

Estas organizaciones consideran que el ámbito de implementación y acción del mecanismo de protección es muy limitado y no garantiza las condiciones necesarias para el ejercicio libre del trabajo que ejercen defensores de derechos humanos y periodistas.

RSF hizo énfasis en los riesgos a los que se enfrentan las mujeres periodistas. A pesar de no estar entre las más afectadas por el contexto de violencia contra la libertad de expresión, el número de ataques en contra de ellas y su trabajo ha ido incrementando en los últimos años.

Con esta evaluación, RSF espera que las entidades responsables de la correcta implementación de estos mecanismos de protección pueden tener una mejor orientación al momento de brindarle protección a periodistas y comunicadores sociales, para que así se puedan implementar medidas holísticas e integrales que garanticen su integridad física y mental.

Honduras es uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo, de acuerdo al Barómetro de Libertad de Prensa que publica anualmente RSF, que se encuentra en el puesto número 151 de 180, calificado inclusive peor que México, Colombia, y Brasil.

 


Más Leídos