Santa Bárbara, Honduras (Conexihon).- El pasado 01 de abril de 2020, el Comité por la Libre Expresión (C-Libre), alertó que miembros de la Policía Nacional, la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y las Fuerzas Armadas, agredieron físicamente y luego capturaron a los periodistas Roger David Iraheta, Onán Zaldivar y Edward Azael Fernández, durante una cobertura informativa  a una manifestación ciudadana.  

Casi seis meses han transcurrido de esa agresión y lejos de superarla, los periodistas de Santa Babara confesaron a Conexihon.hn sentirse desprotegidos al no tener respuesta alguna por parte de los entes de justicia.

Así lo denunciaron los periodistas Roger Iraheta y Onán Zaldivar quienes aseguran no haber recibido ninguna respuesta a la denuncia interpuesta ante el Ministerio Público de esa ciudad.

Iraheta, narró a Conexihon.hn parte de las agresiones que ha sufrido durante el tiempo que lleva ejerciendo el periodismo: “En ciertas ocasiones hemos sentido que hemos sido agredidos por parte de la policía, porque nos ha gustado siempre estar en manifestaciones recuerdo que en la crisis política del golpe de Estado fuimos agredidos, en ese momento fuimos gaseados por la labor que estábamos desempeñando en ese momento, nunca estuvimos a favor de la crisis del golpe de Estado”.

Lo mismo ocurrió durante la crisis social producto del proceso electoral del 2017 que le dio el triunfo a Juan Orlando Hernández, agrego el periodista. 32461662

Amenazas constantes luego de agresión

Sobre la última agresión que recibió por parte de miembros policiales Iraheta, detalló que se encontraban  dando cobertura a una manifestación de un grupo de ciudadanos de Santa  Bárbara que se que estaban en contra de que viniese gente de San Pedro Sula, lastimosamente la policía se sobrepasó nos agredieron de una forma salvaje nos gasearon nos tiraron gas pimienta en la cara, nos esposaron nos encarcelaron”.

Cuando estaban dentro de las celdas recibieron amenazas por los miembros policiales indicó Iraheta “Recibimos amenazas cuando ya estábamos en la celdas nos decían que nos iban a gasear a torturar y que ahora estaban las palomitas todo fue personal y a parte se nos acusó como terroristas que nosotros habíamos quebrado un vidrio de una patrulla, nosotros solo dábamos cobertura no teníamos espacio para hacer ese tipo de acciones”.

Iraheta también denunció que después de la agresión han recibido amenazas “Después de todo eso hemos recibido amenazas, uno piensa no en uno porque andamos exponiéndonos en la calle piensa en la familia que también puedan haber represiones contra ellos”.

“Hemos visto el crecimiento enorme de los entes policiales la clase política se nos ha amenazado fuertemente, no hables de esto porque te las vas a ver conmigo, son cosas que enfrentamos a diario en Santa Bárbara” detalló, Iraheta.

Parte de las amenazas que Iraheta denuncia es cuando cubren manifestaciones:  “Cuando cubrimos manifestaciones, llegan los policías diciendo a estos les encanta que los torturemos o querés que te peguemos otra por eso los encuentran pelados”.

Incremento de agresiones a periodistas similar a la guerra fría

Otro de los periodistas agredidos es Onan Zaldívar, quien declaró a Conexihon.hn que lo que más se restringe la policía son las tomas (manifestaciones). “Tengo 27 años de ejercer el periodismo, se ha incrementado mucho las agresiones, recuerdo que en la época de la guerra fría en los 80 incluso se hablaba de compañeros desaparecidos a nivel nacional, ahora casi hemos vuelto a eso a ese tiempo a partir de unos seis años, hemos visto eso por parte de los entes de seguridad y hay personas que no les gusta que se toquen temas como la corrupción”.

También narró las agresiones que ha sufrido durante el trayecto del ejercicio de su profesión: “En el año 2015 yo fui amenazado por personas que ejercían el poder en ese momento, me daban ocho días para que me retirara del canal donde laboraba también a mi hija le decían que la iban a hacer pedacitos, en ese mismo año una persona llego a un accidente a agredirme parquee mi vehículo y se me acercó”.

Sobre la última agresión que recibió dijo, “el primero de abril de este año inolvidable esa fecha, la mayoría de los comunicadores sociales hacemos periodismo crítico, social y al grande no le gusta, con dos compañeros más fuimos agredidos a mí me destruyeron el equipo me golpearon, nunca se había dado eso”

Zaldivar al igual que Iraheta expresó haber sufrido algún tipo de agresión después de la del primero de abril, entre estas la vigilancia a sus residencias y seguimiento vehicular.

Sin respuesta de las denuncias interpuestas

Sobre las denuncias interpuestas antes las agresiones sufridas los periodistas manifestaron que no han recibido ninguna respuesta por parte de los entes judiciales.

“En el 2015 yo puse denuncia en la DPI en Quimistán Santa Bárbara pero nunca tuvimos respuesta, los mismos delincuentes llamaban al trabajo o donde estábamos nos querían intimidar pero la autoridad nunca hizo nada” denunció, Zaldivar.

Zaldivar concluyó agradeciendo a C-Libre por las capacitaciones y apoyo brindado y deseo que la situación mejore para los comunicadores y el pueblo hondureño.

Por su parte Iraheta, manifestó “Interpusimos denuncia pero respuesta no hay ninguna, sabemos que la policía cometió un error el uso de la fuerza fue salvaje y buscaron una manera de acusarnos, pero no hemos recibido ninguna respuesta de los entes judiciales,  ni llamadas ante la situación, ni tan si quiera una copia se nos otorgó de esos documentos, nos sentimos desamparados no hay nada que nos ampare”.

Ambos periodistas exigieron justicia y respuesta de su caso a la vez solicitaron más seguridad para periodistas y comunicadores sociales y que se investiguen los casos, las amenazas.


Más Leídos