Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- El Covid-19 es un pretexto para que los gobiernos centroamericanos y del Caribe violenten la libertad de expresión a través del arresto de periodistas que informan sobre la pandemia, denunciaron los expertos durante el foro “Detenciones arbitrarias, pandemia y abuso de poder”, organizado por la plataforma civil “Voces del Sur”, instancia que aglutina a 10 organizaciones de la sociedad civil en: Argentina, Bolivia, Ecuador, Honduras Perú, Uruguay, Venezuela, Nicaragua, Guatemala y Brasil.

 “La pandemia ha venido a demostrar que el Estado de Honduras permanentemente está violentando los derechos de la ciudadanía a ser informados y violentando el deber de los periodistas de tomar la información y transmitirla a la ciudadanía”, denunció, el presidente de la junta directiva del Comité por la Libre Expresión (C-Libre), Saúl Bueso.

Además, agregó que el gobierno ha creado decretos presidenciales,  bajo la excusa de prevenir la propagación del Covid-19 y sin embargo hay más de 44 mil personas confirmadas con la enfermedad y los decretos solo han logrado restringir derechos fundamentales de la población.

El representante de C-Libre, lamentó que “la pandemia lo que ha permitido es la continuidad a los abusos de poder en contra de los periodistas, recordemos que Honduras tiene una gran cantidad de colegas que han sido asesinados y hasta esta fecha solo un cinco por ciento de personas han sido judicializadas o requeridas en los tribunales para que respondan por estos crímenes, desde el 2001 hasta la fecha ya hemos llegado arriba de los 90 comunicadores asesinados”.

Limitación a informar en Centro América

De igual forma el panorama restrictivo no solo está violento en Honduras, sino que también en Guatemala, Cuba y Nicaragua, donde el moderador, Guillermo Medrano, de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH), la periodista Iliana Hernández, de Ciber Cuba y Haroldo Sánchez periodista de Demos, ampliaron la situación que enfrentan en sus países.

El comunicador guatemalteco, Haroldo Sánchez, anunció la calamidad y Estado de sitio, donde los periodistas se han visto en una situación complicada de poder informar sobre los efectos.

Desde el seis de marzo el gobierno no ha convocado a una conferencia de prensa y toda la información se da por cadenas televisivas donde no se pueden cuestionar a los funcionarios/as públicos sobre el manejo de los fondos para combatir el Covid-19k, manifestó, Sánchez.

También, describió, “este gobierno guatemalteco aprobó miles de millones de quetzales a través del Congreso Nacional con el pretexto de combatir el coronavirus y hasta el día de hoy los hospitales siguen colapsados y no hay sueldos para pagar a los hospitales provisionales que se crearon y se oculta la información”.

Por su parte la periodista, Iliana Hernández, de Ciber Cuba, relató que ha sido objeto de vigilancia estatal, que los policías la han arrestado en varias ocasiones por hacer uso de su trabajo como comunicadora independiente, en la isla de Cuba.

“Varios periodistas estamos con vigilancia fuera de nuestras casas, ahorita hay una patrulla de la policía afuera para que yo no pueda salir, hay un artículo que decretaron para poder perseguir a los ciudadanos/as que hagan publicaciones sobre las cosas que pasan en cuba, nos vienen a amenazar con que debemos pagar una multa de tres mil pesos cubanos”, describió la periodista.

Al cierre el moderador, Guillermo Medrano culminó, el webinar explicando que en estos países se da la misma represión pero con diferentes modalidades, en el contexto de la pandemia, donde hay un abuso de poder por parte de los Estados y detenciones arbitrarias.