Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), se sumó a la condena internacional por el asesinato contra los comunicadores German Vallecillo Jr y Jorge Posas, ocurrida el 01 de julio en La Ceiba, departamento de Atlántida.

En un comunicado, la UNESCO, por medio de su directora general, Adreau Azoulay, condenó el crimen contra Vallecillo Jr y Posas

“Una prensa libre y segura juega un papel vital en las sociedades democráticas y, por consiguiente, debe ser protegida y promovida”, expresó la alta funcionaria de la UNESCO.

Ambos comunicadores formaban parte de Canal 45 tv en La Ceiba; y en el caso de Vallecillo Jr, el día del crimen estaba de cumpleaños.

Vallecillo y Posas eran familiares de connotados periodistas en la ciudad de La Ceiba. German Vallecillo padre es un reconocido corresponsal de medios de comunicación radiales y televisivos; y Jorge Posas es sobrino de Rossell Posas, actual corresponsal de la radioemisora HRN y precursor de 45 tv.

Capturas y nada más

En horas de la tarde del 01 de julio, la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y la Jefatura Regional de Policía, en La Ceiba, reportó la captura de seis personas, una de ellas identificada como Ramón David Zelaya.

De acuerdo con información divulgada por el Ministerio Público (MP), a Zelaya se le dictó prisión preventiva que cumple en el centro penitenciario de la ciudad de La Ceiba.

Por su parte, el pasado 07 de julio, la DPI anunció la captura de Edwar David Zalarravia (24 años), presentado en la sede de Tegucigalpa. El 17 de julio, el Ministerio Público informó que le fue decretada prisión preventiva y trasladado a la cárcel de máxima de seguridad conocida como “La Tolva”, en el departamento de El Paraíso, zona oriental del país.

Exigencia internacional demanda investigación completa

A través de un comunicado de prensa, emitido este jueves, la Relatoría Especial sobre Libertad de Expresión, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (RELE-CIDH) demandó una investigación “completa, efectiva e imparcial” hasta lograr la captura de los autores materiales e intelectuales de este hecho criminal.

La oficina de la RELE-CIDH, expresó en el comunicado sobre las advertencias reiteradas sobre el panorama de violencia contra periodistas en Honduras.

"Siguen sucediendo casos alarmantes de periodistas asesinados en Honduras y no observamos que cambie la tendencia de años anteriores; hacemos un llamado urgente para que el Estado refuerce la Fiscalía de los Delitos contra la Vida, que concentra este tipo de investigaciones”, dijo el Relator Especial Edison Lanza.

Por su parte, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), estableció su condena por el crimen de ambos comunicadores y lo denominó como un “acto de barbarie”.

Roberto Rock, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, enfatizó que el asesinato contra Vallecillo y Posas están dirigidos a intimidar el ejercicio periodístico hondureño y dejar en la impunidad este hecho “ocasionaría un grave perjuicio para toda la sociedad”.

En tanto, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (OACNUDH), expuso en un comunicado de prensa, la necesidad de agotar todas las líneas, incluida la actividad periodística, así como “tomar en cuenta las amenazas y ataques previos que se habían producido, e incluso denunciado”.

El Plan de acción de las Naciones Unidas sobre la seguridad de los periodistas y la cuestión de la impunidad, el cual dice: “Cada periodista asesinado o neutralizado por el terror es un observador menos de la condición humana. Cada ataque deforma la realidad al crear un clima de miedo y autocensura”.


Últimas Noticias

Más Leídos

  • Semana

  • Mes

  • Todo