3/3

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- En la actualidad, páginas de desinformación, como “Yo soy Chuy Ramos” siguen activas difundiendo campañas de desprestigio contra líderes/as sociales, con una marcada postura oficialista con el Partido Nacional de Honduras.

Por otra parte, se ha denunciado la clonación de páginas y cuentas de redes sociales a dirigentes políticos/as y líderes de opción, como es el caso de la doctora Suyapa Figueroa, presidenta del Colegio Médico de Honduras.

Lo mismo ocurre con comunicadores sociales, defensores de derechos humanos y del medio ambiente que han sido víctima de campañas de desprestigio, la más reciente registrada  en el departamento de Colón y el canal televiso, Une.TV.

El Foro Social de Deuda Externa y Desarrollo en Honduras (FOSDEH), de igual manera denunció en abril del 2020 los intentos de hackear a la cuenta personal a uno de sus voceros, el economista Alejandro Kaffati. Cabe resaltar que esta organización se ha mantenido denunciando los actos de corrupción estatal en el manejo se la pandemia.

Así mismo, la Plataforma Somos Muchas, fue objeto de un ciberataque la mañana del martes 26 de mayo, cuando realizaban la  presentación sobre “criminalización del aborto en Honduras”, vía zoom, con mensajes calificados por las víctimas como “fascistas, racistas, sexistas y misóginos”.

“No aguanto la vigilancia”

“Cerré mi cuenta de Facebook porque ya no aguantaba la vigilancia y el hostigamiento, no soportaba que me estuvieran amenazando en privado, también las interferencias, aparte de que se han infiltrado en los correos electrónicos de Ecuménicas por el Derecho a Decidir (EDD)”, denunció Ana Ruth García, pastora y defensora de las maternidades deseadas y no impuestas.

García, explicó, que según recomendaciones de organizaciones especializadas en seguridad digital,  los ataques se están dando a las integrantes de EDD es por diferentes razones y una de ellas es por los fundamentalistas religiosos que han publicado amenazas a  la coordinadora aseverando que la Pastora “es una falsa por estar a favor del aborto, condenar las violaciones sexuales, feminicidios consecuentes de los altos índices de violencia contra las mujeres y niñas producto de políticas públicas no integrales”.

“Me escriben que voy a terminar como Jezabel en la Biblia fue una mujer  condenada de falsa profeta, asesinada y descuartizada, los restos lanzada a los perros para que se los comieran, amenazas de este tipo se han vuelto comunes, pero además  en las redes personales de las compañeras que han sido más visibles dentro de nuestro trabajo como defensoras de las mujeres, pero con el plus de qué somos mujeres religiosas creyentes  y que profesamos el respeto a las diferentes espiritualidades”, manifestó la feminista.

Para la Pastora, no solamente son los fundamentalistas religiosos o los próvidas quienes realizan estos ataques, sino que también están los conservadores sociopolíticos y jerarcas religiosos como el cardenal Óscar Andrés Rodríguez.

“Tienen el control de nuestros celulares porque ha habido ocasiones qué colocamos un estado pronunciándonos en contra de toda está ingobernabilidad y corrupción que está asesinando al pueblo hondureño y resulta que nos han bajado los estados automáticamente desde afuera, nos censuran, nos están denunciando   constantemente la página y las redes”, aseveró García.

“Ataques vienen del gobierno”

La cuenta personal de la Pastora en Facebook ha tenido denuncias simultáneas que ha dejado como consecuencia inhabilitación para publicar por días, por otra parte, la página de EDD, en lo que va del año, ha sido cerrada por 24 horas la primera vez, después por 48 horas y la tercera la administración de la red social les informo que la podrían cerrar, como lo hicieron en el año 2017.

“A la casa de la coordinadora han  llegado drones de vigilancia,  la primera vez fue muy claro el contingente militar que vino a sobrevolar los drones arriba de la casa, ella se encontraba en su patio y escucho un bullicio como de un helicóptero, al mirar hacia arriba lo que tenía enfrente era un dron muy cerca, volando bajo, prácticamente invadiendo la propiedad, sentimos un gran temor, puesto que durante el confinamiento en dos ocasiones se ha bloqueado nuestra computadora”, sostuvo la pastora y defensora de DDHH.

“Considero que los call centers han aportado a estas agresiones,  porque nuestro activismo político como defensoras de las mujeres, no podemos ser indiferentes al contexto político y social que afecta a toda la población en general,  profundizando las brechas de desigualdad y las violencia contra las mujeres,  indudablemente yo muchas veces pienso que estos ataques vienen por parte de los entes represores del estado, parte de este gobierno, en estos últimos ataques”, concluyó la feminista.

Finalmente, la Pastora denuncio que el nuevo Código Penal que entró en vigencia el 25 de junio del presente año, criminaliza la libertad de expresión realizada por los diferentes medios digitales en los siguientes artículos; 602, 369, 413, 232, 233, 563, 229, 230, 246, 563. Además, que el artículo 551 sobre las ofensas a los sentimientos religiosos, que podría ser utilizado contra las feministas que defienden su cuerpo territorio en un supuesto Estado laico.


Últimas Noticias

Más Leídos

  • Semana

  • Mes

  • Todo