Parte 1

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- “Tienen un plan para asesinarte”, me dijo un comando policial de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), sin saber como proteger mi vida o la razón de tal amenaza salí huyendo de Honduras, narró a CONEXIHON el periodista Edgar Francescoly Serrano Portillo, que hacía unos días llegaba a Estados Unidos en una desesperada búsqueda por sobrevivir.


Serrano Portillo se había dedicado toda su vida a hacer periodismo deportivo en diversos medios de comunicación locales de su ciudad natal Puerto Cortés, e inclusive llegó a escribir para diarios nacionales, pero todo eso cambió con la llegada de los agentes de la ATIC a las afueras del canal.

“Recibimos una alerta de alguien de la mara, que quieren atentar contra tu vida”, por eso estamos aquí, -recuerda- Portillo Serrano. Minutos después los agentes se retiraron sin darle mayores explicaciones.

De acuerdo con el Comité por la Libre Expresión (C-Libre)- que conoció su caso- hasta la fecha la ni la agencia (ATIC) ni el Comisionado Nacional de Derechos Humanos (CONADEH), o el Mecanismo Nacional de Protección (MNP) ha podido reaccionar ante esta grave amenaza a la libertad de expresión.

Serrano Portillo, aguarda por su próxima audiencia de solicitud de asilo en abril próximo, fue contactado por CONEXIHON y en una narración exclusiva explicó: “salí del país hace varios meses, tras ser informado de parte de oficiales de la ATIC que mi vida corría peligro”.

"Llegaron al canal, ellos (Los agentes) me dijeron que querían entrevistarse conmigo, pero como se trataba de un número desconocido no les creí. Entonces llegaron dos vehículos con 10 o 12 agentes ahí al canal. Mi jefe me llamó y les pedí que nos reuniéramos ahí en el Ministerio Público, porque no quería que se me engañara o algo así", detalló el periodista.

"Al llegar se me explicó que había una alerta que salió de un jefe de la Mara en Tegucigalpa, ellos (los agentes) venían de San Pedro Sula. Al parecer habían capturado a alguien que les estaba pasando información, después se contactaron conmigo".

¿Seguridad?

"Me ofrecieron que me iban a dar seguridad para mí y mi familia, pero no les creí, tenía mucho miedo y al salir de la reunión a la que había llegado acompañado de mis dos hermanos, me fui a poner la denuncia al Comisionado Nacional de Derechos Humanos (CONADEH), el número de expediente es 080-12018-XXXXX”.

Los agentes después de advertirme me recomendaron comprarme un arma y que también me escondiera al menos tres días por mientras se conseguía la seguridad. Yo no lo acepté.

“Luego contacté a un familiar y me fui de ahí. Dos días después salí con una persona y una semana después estaba en Estados Unidos, aquí estoy con mi padrastro. Nunca pensé que me cambiaría la vida así, pero me vine ya ahora me preocupa mi familia", puntualizó Serrano.

Al preguntarle a que atribuye las amenazas, Serrano dijo: “Estoy casi seguro de que esto fue por la cobertura que hice en las elecciones, por los toques de queda y eso. Yo salí a ver que no se abusara tanto de la gente, porque las habían empezado a golpear. Después de eso habían chats de nacionalistas que me empezaron a atacar".

Portillo muestra las campañas de desprestigio de las que fue victimas después de las manifestaciones post electorales.

 

El sustento del hogar

Comencé a trabajar en periodismo desde los 17 años, trabajé en Diario 10, Canal 11 y en otros lados, pero más recientemente me fui por el periodismo deportivo. Ahora me preocupa mi familia, porque yo era un proveedor de la casa.

Aunque el medio para el que laboraba el periodista emitió un comunicado sobre la salida del país, el periodista aclaró “Ni siquiera mis jefes se enteraron, es hasta después que me fui que les pude decir. Ellos hicieron un comunicado”.

Situación legal en EE.UU.

No tenía intenciones de venir a este país, pero en una semana estaba aquí de la nada, al entrar me entregué a una patrulla fronteriza, me detuvieron, un mes y medio después tras pagar una fianza de $2,000.00 me liberaron con ayuda de un abogado estatal que pidió más tiempo para comprobar lo que he dicho.

Ahora estoy viviendo con mi padrastro, pero no trabajo porque quiero que se resuelva mi estatus. En el último año más de una decena de periodistas se han visto obligados a abandonar el país por diferentes motivos, CONEXIHON estará emitiendo notas periodísticas para evidenciar la migración forzada de los periodistas, que han abandonado su familia, su trabajo y su país por la incapacidad de ejercer su profesión en Honduras.


0
0
0
s2sdefault

Más Leídos