Por: Conexihon // Coalición de Medios Contra la Desinformación

Texto y fotos: Gissel Grandez

Tegucigalpa, Honduras (El Observador).- En su campaña política la presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro del Partido Libertad y Refundación (LIBRE) prometió al pueblo hondureño la derogación de la ley de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE).

Por lo tanto, Fernando García miembro de la plataforma Nacional Contra la Zona de Empleo y Desarrollo Económico, expresó que las promesas de campaña se van a hacer realidad en la medida en el que el pueblo organizado, consciente y movilizado exija que esas promesas vayan avanzando.

García, explicó, “la presidencia de la república se ganó de forma contundente, pero no es así en el Congreso Nacional (CN) y durante estos 12 años el Partido Nacional, han utilizado el expediente de falsificar y mal utilizar los votos en el CN con diputados suplentes y aliados a través de las sesiones de videoconferencia se han blindado con el requerimiento de una mayoría calificada para modificar algunas leyes o emprender algunas acciones en el congreso”.

El Congreso de Honduras se conforma por 128 diputados y para derogar una ley se necita la mayoría calificada que son 86 votos, es decir dos tercios del parlamento.

Hasta el momento los resultados del Consejo Nacional Electoral (CNE) estipula que los diputados estarán conformados en su mayoría simple con parlamentarios en alianza del partido LIBRE con 52 diputados y el Partido Salvador de Honduras (PSH) con 12, estos dos partidos están unidos en alianza política.

El Partido Nacional cuenta con 44 parlamentarios electos y uno del Partido Innovación y Unidad (PINU), y uno del Partido Demócrata Cristiano (DC).

Por lo tanto, para los lideres sociales que defienden la soberanía de Honduras contra los mega proyectos de las ZEDE explicaron que para alcanzar la mayoría calificada se necesitan los votos de los 22 diputados electos del Partido Liberal que se han manifestado en acatar la línea de LIBRE. 

“Además necesitamos confiar en dos diputados del Partido Nacional que se han manifestado en votar por derogar la ley de las ZEDE”, explicó Fernando García.

De igual forma hay otras formas para derogar las ZEDE y según los políticos de LIBRE, explicaron en su campaña política que otra forma para derogarlo es haciendo un referéndum donde se le consultará a la población si está de acuerdo con eliminar las ZEDE de Honduras.

“Existen 56 cabildos abiertos debidamente documentados que se han declarado en contra de las ZEDE, algunos departamentos son Choluteca, Valle, La Paz, Intibucá, Cortés, Atlántida, Colón, Olancho, Comayagua, Islas de la Bahía, pronunciados también desde la alcaldía municipal, por lo tanto, si se hace el referéndum las poblaciones de estos municipios y departamentos van a votar en contra de la ley”, sostuvo García.

La última vía para devolver al pueblo su soberanía sobre el territorio hondureño, es esperando que se instale después de dos años de la toma de posición de Xiomara para tener una nueva Corte Suprema de Justicia (CSJ) que declare inconstitucional la ley y derogue al menos estos cuatro artículos, 294, 203, 204 y 329, por haber sido reformados de forma inconstitucional.

“También exigimos un juicio político para los actores principales de los poderes del Estado por abuso de autoridad, prevaricato y otros delitos de la administración pública de los servidores públicos y así como también para los miembros integrantes del Comité para la Adopción de Mejores Prácticas”, estipuló el líder social García.

LIBRE detalló en su plan de gobierno del periodo 2022 hasta el 2026, “el régimen presiona para imponer en marcha triunfal publicitaria las ZEDE odiadas por la población en general, rechazadas universalmente. El régimen no tiene solución de continuidad”.

También explicaron en la página 5 del plan que, “para combatir la corrupción, hay que cambiar el sistema que la reproduce, refundar las funciones básicas del Estado, de la justicia y las instituciones republicanas”.

LIBRE propone desmantelar la dictadura, “se puede concebiblemente desde un Congreso Nacional (CN) completamente distinto desmontar la armazón legal del ampliamente conocido Pacto de Impunidad del bipartidismo”.

De igual forma LIBRE recalcó que “de manera espuria el Congreso ha aprobado fideicomisos para construir nuevos proyectos. Y se contempla asimismo la instalación de 13 ZEDEs que desarticularían el territorio todavía más y profundizarían el despojo, con amenaza demás explotaciones sin control estatal”.

 

 


Más Leídos