Falso: "Lo que más nos interesa es que los puestos de trabajo no se pierdan".

Personaje Calificado: Carlos Madero Secretario de Estado en los Despachos de Trabajo y Seguridad Social (STSS),

Calificación- FALSO: La afirmación ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

Tegucigalpa, Honduras. El Observador-COVID-19.- Durante el programa de canal 11 “La entrevista”, el día 3 de abril el titular de la Trabajo y Seguridad Social (STSS), Carlos Madero, dijo "Lo que más nos interesa es que los puestos de trabajo no se pierdan".

Estas declaraciones fueron vertidas en reacción a crisis económica que ha generado en el país la pandemia provocada por la enfermedad COVID-19.

Madero además manifestó que con la aprobación por parte del Congreso Nacional (CN) de las Ley de Auxilio al Sector Productivo y los Trabajadores ante los efectos provocados por el Covid-19 enviada por el Poder Ejecutivo, se salvaran puestos de trabajo.

"Esto va orientado a las micro, pequeñas y medianas empresas; los sectores que creemos que (también) van a ser afectados son el sector turismo y el sector maquilador…le estamos dando un mensaje muy claro (a los empresarios): no nos paguen los impuestos ahorita, páguenle a su gente", indicó Madero.

"Pero también sabemos que tenemos que llegar a hacer algunos temas con las grandes empresas; vamos a dar pasos seguros para atender primero a los más necesitados. En este tema la solidaridad va a ser fundamental, tenemos que estar unidos para todos poner un granito de arena", subrayó.

Análisis: Despidos y suspensiones con la venia de la Secretaria del Trabajo.

Seis días después el titular de la STSS, cambia su discurso donde aseguraba que la Ley de Auxilio al Sector Productivo y los Trabajadores ante los efectos provocados por el Covid-19 disminuiría el impacto económico ocasionado por la pandemia, y que se iban a salvar puesto de trabajo.

El nueve de abril, Madero anuncio que el “coronavirus dejará sin salario a unos 450,000 empleados en Honduras, para las próximas semanas.. por otra parte ya se superan las 50,000 solicitudes de suspensiones recibidas por la Secretaria del Trabajo”.

También afirmo que “los severos daños están impactando más a los asalariados y a los trabajadores informales o trabajadores por cuenta propia que no están obteniendo ningún ingreso por el confinamiento decretado.

Al respecto Joel Almendares, representante de la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH), señalo en una entrevista que  “la responsabilidad de suspender empleados recae sobre las espaldas del ministro del Trabajo, el señor debe apretarse los pantalones, pues de él depende aprobar o denegar la solicitud de suspensión”.

De acuerdo al artículo 101 del Código del Trabajo de Honduras, “si la Secretaría de Trabajo y Previsión Social no autorizare la suspensión por no existir la causa alegada o por ser ésta injusta, la declarará sin lugar, y los trabajadores podrán ejercitar sus derechos emanados del contrato de trabajo, de las leyes y reglamentos laborales y demás disposiciones aplicables, por la responsabilidad que competa al patrono”.

Bajo este contexto la figura normativa del “Derecho al Trabajo”, estipula que es el derecho de toda persona a tener la oportunidad de ganarse la vida mediante un trabajo libremente escogido o aceptado, y tomarán medidas adecuadas para garantizar este derecho, según la definición del pacto de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC), del cual Honduras es firmante.

Desde el 16 de marzo, el gobierno a través del Poder Ejecutivo emitió el Decreto Ejecutivo PCM 021-2020 que declara estado de excepción con toque de queda a nivel nacional, esta medida impuesta es la que hoy mantiene en “zozobra a la clase trabajadora”, de acuerdo al representante de la CUTH.

El 10 de abril el Comité por la Libre Expresión C-Libre, emitió un pronunciamiento titulado “Urge garantizar retorno seguro de hondureños varados por el COVID-19”, donde evidencian las condiciones precarias y de calamidad que están pasando compatriotas a raíz de la perdida de sus trabajos.

En tal sentido, C-Libre demanda con urgencia una pronta respuesta para los miles de hondureños que se encuentran varados fuera y dentro del territorio nacional en consecuencia de las medidas impuestas por el gobierno hondureño en reacción a la epidemia del Covid-19.

La organización defensoras de DDHH exige un “Trato igualitario a la ciudadanía hondureña sin excepciones”, contemplado en el Artículo 60 de la Constitución de la Republica de Honduras y  el “Derecho a la Libre Circulación y Residencia”, asegurado el Articulo 81 de la Constitución de la Republica de Honduras.

Fuentes