Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- La Mesa Nacional de Derechos Humanos presentó denuncia este martes 20 de febrero contra el ex director de la Policía Nacional, Félix Villanueva, señalado por el delito de Abuso de Autoridad, al realizar un plan operativo que concluyó en el desalojo violento, capturas, detenciones y tortura contra estudiantes y defensores de derechos humanos el 08 de septiembre de 2017, en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

En la denuncia, la Mesa exige a la Fiscalía de Derechos Humanos que presente el respectivo requerimiento fiscal por el delito con el que se acusa al ex director de la policía, quien diseñó y aprobó un plan de desalojo que llamó “APOLO III”, el 05 de septiembre de 2017, tres días antes del desalojo violento de una protesta del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU).

“Ni siquiera contaba con una denuncia por parte de la UNAH, ya que la misma se presentó el 06 (de septiembre de 2017), el requerimiento salió el día siguiente hasta concretarse el desalojo el 08 (de septiembre de 2017)”, aseguró la abogada Kenia Oliva, quien lideró la acción contra Villanueva.

De acuerdo con el expediente 2530-2017, en poder del Comité por la Libre Expresión (C-Libre), la jueza Karla Vásquez programó el desalojo de la protesta pacífica estudiantil en la noche del jueves 07 de septiembre. Dos días antes, Félix Villanueva estaba diseñando como se iba a ejecutar este desalojo.

Para la Mesa de DDHH, que aglutina a organizaciones defensoras de los derechos humanos a nivel nacional, es un abuso de autoridad de parte del jerarca policial y que de acuerdo con el artículo 349 del Código Penal, sanciona con reclusión de tres a seis años y la inhabilitación especial por el doble del tiempo que dure la reclusión.

“Es decir que Villanueva actuó con dolo, una premeditación para criminalizar la lucha estudiantil”, sostuvo la abogada Oliva.

El “APOLO” que violentó derechos humanos

Con el nombre del dios griego “Apolo”, llamaron al plan operativo para el desalojo en los predios de la UNAH realizado el 05 de septiembre y firmado por el entonces director general Félix Villanueva Mejía.

El documento DGPN Nro. 8375-2017, de siete páginas, al que tuvo acceso www.conexihon.hn, le llamaron Operación “APOLO III” fue elaborado el 05 de septiembre y contiene una serie de acciones que conllevaron al desalojo, detención de más de 20 estudiantes y cuatro defensores de los derechos humanos.

Como fuerzas oponentes, enumeran al Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), con grupos de delincuencia común.
En uno de los apartados, titulado como MISIÓN, el documento deja en evidencia que es desde la Dirección General de la Policía Nacional, a través de sus unidades orgánicas quien ejecutaría las acciones de desalojo en los predios de la UNAH.

Textualmente, el documento dice que el plan tiene contemplado “acciones de desalojo, detención, individualización y remisión de las personas que se encuentran dentro de los predios y de los cuales se tiene información de haber participado en actos vandálicos o alteración del orden público”.

Definieron como “punto de reunión para las personas detenidas” las canchas ubicadas a la par de los edificios del Sistema de Registro, frente al nuevo edificio administrativo en Ciudad Universitaria.

La abogada Kenia Oliva, denunció que, desde la institución policial, se ejecutaron acciones para vigilar y perseguir al menos a 20 estudiantes universitarios. “Hay actas donde se evidencia persecución a los líderes y lideresas estudiantiles”.

En las acciones de desalojo contra la protesta, hubo 22 detenciones (15 por la mañana y 08 por la tarde), así como la agresión, tortura y detención contra cuatro defensores y defensoras de los derechos humanos.

Por el caso de los defensores y defensoras, así como de 08 universitarios, se inició un requerimiento fiscal contra tres policías (un comisionado y dos sub comisionados), cuya audiencia de declaración de imputado se realizará el próximo 28 de febrero a las dos de la tarde.

0
0
0
s2sdefault

Más Leídos