Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- La actual crisis sanitaria por el COVID-19 o Coronavirus, sumado a las deficientes políticas “solidarias del mandatario Juan Orlando Hernández (JOH), ha complicado aún más el acceso a salud y alimentos para el pueblo lenca.

“Aún seguimos esperando el saco solidario, pero hemos decidido en colectividad, que los iglesias evangélicas recibirán los víveres y las repartirán sin ninguna condición por raza, color político o religión,  aún no sabemos cuándo la van a venir a dejar, se han tardado y no es correcto de la forma que lo han hecho”, manifestó el indígena lenca, Carlos Colinas del municipio de San José de Colinas del departamento de Santa Bárbara.

También, explicó que ante la grave precariedad de los centros de salud se ha decidido junto a otras organizaciones como Vida Mejor, Alcaldía Municipal, Policía Nacional, Cruz Roja Hondureña y vecinos de la comunidad de San José de Colinas, cerrar el puente Jicatuyo, para controlar que no entre el virus a las comunidades.

De igual forma, pobladores de Reitoca, municipio de Francisco Morazán, también decidieron cerrar el acceso como medida de prevención, pero fueron reprimidos con bombas lacrimógenas y bala viva, por fuerzas de seguridad del Estado, la noche del domingo 22 de marzo

No existen medidas de prevención

El líder lenca, Martín Gómez, Coordinador del  Movimiento Indígena Lenca Independiente de La Paz (MILPAH), advirtió que no existe ninguna medida para prevención y tratamiento del coronavirus.

“Está situación de continuar ocho días más, será un desastre, ya que las familias lencas vivimos en extrema pobreza, las personas serán más frágiles a los virus por la falta de alimentos adecuados, además que nadie cuenta con empleo en este toque de queda para generar ingresos económicos y comprar alimentos, el gobierno no tiene una política de atención y prevención”, estimó el líder indígena. 

Por su parte, “don Andrés”, de la comunidad de San Juan de Las Mesitas, San Marcos de la Sierra, considerado uno de los municipios más pobres de américa latina,  ubicado en el departamento de Intibucá, sostuvo en una entrevista para “Ecos de Opalaca” revista radial del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH).

“En el centro de salud no hay ni una pastilla ni para la gripe, tos, calentura,  los anuncios de la información del Honduras solidaria, aquí no ha llegado nada,  pero dicen que van a dar la bolsa, pero es mentira  porque aquí no ha llegado nada”, sostuvo el integrante de COPINH.

Además, denunció que si alguna gente tiene vivieres del gobierno es por, “color político azul  y a la gente de otro partido no le dan porque eso ha sucedido, tienen un listado y son las personas del mismo partido que lo reciben,  nosotros estamos pensando en alimentación con lo que producimos como el maicillo y los frijoles,  porque las pulperías ya sé desabastecieron y vienen carros a dejar cosas pero lo están vendiendo más caro”.

“Para las empresas no hay Coronavirus”

La coordinadora general de las mujeres en MILPAH, María Felicita, de la comunidad de Santa Elena en el departamento de La Paz, denunció que la crisis “está muy dura”, y que los toques de queda son estrategias de los políticos y empresarios para paralizar el pueblo, “pero para las empresas no hay Coronaviris, porque ellos seguirán trabajando”, lamentó.

La secretaría de Mi Ambiente+, comunicó que se ha creado un portal digital para que no se detenga el otorgamiento de licencias a proyectos extractivos, cabe destacar que, el pueblo lenca enfrenta luchas sociales por la defensa del medio ambiente y de sus ríos ancestrales, que ha dejado violencia estatal y división en las comunidades.

Río Petacón, sagrado para las y los lencas de Reitoca. 

Algunos de los proyectos a los que se opone el pueblo lenca están ubicados en diferentes departamentos como, La Paz con las hidroeléctricas propiedad de Gladis Aurora, de igual forma en Reitoca, en contra de la concesión de Progelsa en el río Petacón, y el Río de San Juan de La Mesitas, amenazado con al menos cinco represas hidroeléctricas.

 

“Al gobierno no le interesa la salud”

La lideresa lenca, Felicita López, también es presidente de la Red Municipal y estuvo en una reunión con la Corporación Municipal, donde nadie portaba mascarillas para evitar el contagio del virus.

“Al gobierno no le interesa la salud del pueblo, sólo era una reunión agendada, en su calendario municipal,  nos pusieron un toque de queda sin ver que hay familias sin salarios,  no tenemos una cuenta bancaria, ni tampoco alimentación suficiente,  y nos toca estar encerrados porque si andamos en las calles nos lleva la policía,  para nosotros esto es bastante preocupante porque hay muchas familias que viven del día a día“, anunció. 

“El gobierno lo que está haciendo con la cantidad  de millones, es decir que nadie salga y se queden en casa, que la alimentación va a llegar, el alcalde está dando una bolsita valorada en 150 lempiras y quieren que sobrevivamos un mes, esto es un insulto, porque además vienen firmadas por JOH como si fuera campaña política, cuando esto lo paga el pueblo con los impuestos”, sostuvo la lideresa indígena.

María Felicita, asegura que los centros de salud en su comunidad, no están abastecidas de medicinas, mascarillas y gel anti bacterial para evitar el virus altamente contagioso.

Por lo tanto si alguien llegará a presentar síntomas de la enfermedad utilizaran la medicina ancestral que consiste de yerbas y remedios provenientes de la naturaleza, además de contar con una red de curanderos ancestrales para integrantes de MILPAH, como alternativa a la precariedad en el sistema de salud.

Últimas Noticias

Más Leídos

  • Semana

  • Mes

  • Todo