Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- “Estos cinco jóvenes conocen la verdad de este país y la diferencia entre ellos y muchos que la conocen, es no se hacen de la vista gorda o no son oportunistas detrás de una chamba o un voto, lo hacen con convicción y amor a su pueblo…”.
 
Este es el fragmento de un mensaje escrito por Nancy Laguna, madre de uno de los cinco universitarios criminalizados, luego de manifestarse en un acto público exigiendo justicia para Keyla Patricia Martínez, universitaria víctima de homicidio en una de las celdas de la Unidad Policial Departamental No. 10, en La Esperanza, departamento de Intibucá.
 
Las palabras de una madre, reflejan la situación de los universitarios Eduardo José Molina, Cristopher Flores, Alex Mauricio Laguna, Joel Edgardo Rojas y Josué Rafael Fonseca, quienes este miércoles 24 de febrero, enfrentan un proceso de criminalización en su contra.
 
El caso se remonta al pasado 10 de febrero, cuando en horas de la tarde, luego del desarrollo de un acto en el Parque Central de Tegucigalpa, convocado en demanda para la joven universitaria.
 
Diversas voces, a través de las redes sociales, daban parte de la detención de los cinco estudiantes, quienes fueron detenidos en distintos puntos aledaños al centro de la capital. 
 
Cerca de 20 horas permanecieron detenidos en las celdas de la Jefatura Metropolitana uno (conocida como CORE 7), donde, a pesar de los obstáculos policiales, procuradores de derechos humanos pudieron conocer su estado físico.
 
Fue hasta altas horas de la noche del día 11 de febrero, que un juez conoció y desarrolló la audiencia de declaración de imputado contra los universitarios, quienes fueron trasladados con esposas en su pies y manos. 
 
Así esperaron el veredicto que dictó el juez, quedaban bajo el resguardo del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH).
 
Quieren apagar sus voces
“Hoy quieren apagar sus voces, robándose su libertad para atemorizar a los que siguen una lucha que debe de ser de todos…”, continua el escrito de Nancy, la madre de Alex Laguna.
 
Para las nueve de la mañana, está programada la audiencia inicial contra los universitarios, en los Juzgados de Letras de lo Penal, de Comayagüela.
 
Cabe señalar que, organismos internacionales como la Relatoría Especial sobre Libertad de Expresión, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (RELE-CIDH), expuso en su informe de 2019 que las protestas en Honduras eran reprimidas mediante el uso excesivo de la fuerza.
 
“La Relatoría Especial observó con preocupación el uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad del Estado –policiales y militares– en la represión de las protestas, lo que derivó en muertes, detenciones y heridos”, estableció la RELE-CIDH.
 
Por otra parte, con la vigencia del Código Penal en junio de 2020, se crearon nuevos delitos para criminalizar la protesta social en el país.
 
De acuerdo con un pronunciamiento del Comité por la Libre Expresión (C-Libre), contabiliza un total de 18 delitos que violentan el derecho a expresarse libremente, de los cuales, Desórdenes públicos (Artículo 573), Perturbación de Orden (Artículo 574) y Asociación Terrorista (Artículo 587), atacan el derecho a la protesta.
 
 
 
 
 

Más Leídos