El Estado laico un desafío para la presidenta hondureña. 

Por: Iris Mencía.

Timoteo 2: 11-15
"Las mujeres escuchen en silencio las instrucciones con entera sumisión. Pues no permito a la mujer enseñar ni tomar autoridad sobre el marido; mas estése callada. Ya que Adán fue formado el primero, y después Eva. Y además Adán no fue engañado, mas la mujer, engañada, fue causa de la prevaricación de la caída en el pecado. Verdad es que se salvara por medio de los hijos, si persevera en la fe y el la caridad en santa y arreglada vida

“La violencia basada en género es un asunto de emergencia pública que afecta el desarrollo del país y la vigencia de los derechos humanos. Este tipo de violencia representa una violación al núcleo básico de los mismos y afecta el desarrollo humano, pues tiene implicaciones profundas en temas de salud, oportunidades económicas, educativas, sociales y culturales de las mujeres”, escribió Alice Shackelford, coordinadora residente de las Naciones Unidas en Honduras, el 25 de enero del 2020, Día de la mujer hondureña.

De cara a esta violencia con rostro y cuerpo de mujer, en el último decenio en Honduras, alrededor de 5.456 mujeres han sido asesinadas, y el 80 por ciento de estos crímenes, continúan en la impunidad.   Poco más de 48 mil denuncias de violencia doméstica e intrafamiliar fueron recibidas en la línea de emergencia 911. 

De los años 2014 al 2020:  65.720 casos de violencia contra mujeres llegaron al juzgado respectivo, de estas denuncias, el 70 por ciento caducaron o no se resolvieron, según los datos del Centro de Estudios de la Mujer, (CEM-H). Los crímenes permanecen en la impunidad y la impunidad fortalece la repetición del delito.   

En el presente trabajo encontramos razones para ligar la violencia hacia las mujeres de parte del patriarcado religioso y los dogmas, con algunos casos documentados que se contrastan  con  bibliografía y entrevistas, y dejan ver la necesidad de asumir el precepto constitucional de laicismo y la práctica real y efectiva de la educación gratuita, obligatoria y laica, como una de las formulas para erradicar de a poco este tipo de violencia.

Laicismo:  Independencia del individuo o de la sociedad, y más particularmente del Estado, respecto de cualquier organización o confesión religiosa.

Condición de laico (‖ independiente de cualquier confesión religiosa). Real Academia Española 

Otro concepto del que se hace acopio es feminismo:  De acuerdo con la politóloga feminista, Victoria Sau, de nacionalidad española, para entender la teoría feminista, hay que conocer los diferentes contextos que provocaron que las mujeres cuestionaran el sistema patriarcal que aún las tiene cautivas y oprimidas.

HITO HISTORICO EN HONDURAS Y UNA ESPERANZA PARA LAS MUJERES

La primera mujer elegida presidenta del país, comienza su mandato en enero del 2022, Xiomara Castro Sarmiento, que reconoce: “La sociedad patriarcal y machista en la que vivimos”, y una de sus promesas electorales, fue desterrar el patriarcado, machismo, haciendo acopio de todos los mecanismos al alcance de su gobierno.

En agosto del 2021, la entonces candidata presidencial por el Partido Libertad y Refundación, (Libre), hoy presidenta, reconoció: y pactó con la Plataforma de mujeres feministas 25 de noviembre derrotar “el sistema patriarcal y el actual sistema económico que nos desconoce y explota. El machismo histórico y narco autoritario podrido de esta dictadura se termina este 28 de noviembre. “La desigualdad, la inequidad, la discriminación de género que sufren las niñas, los niños y mujeres hondureñas la vamos a erradicar de una vez y para siempre”, prometiendo emplear todos los mecanismos y recursos legales para logarlo.

En su partido, Libertad y Refundación, los estatutos la obligan también a ello:  título 1, capitulo 1 en su inciso h, Libre (…) define que la función del Estado es laico, multiétnico, pluricultural (…)         Título 1, capítulo 1 de la finalidad inciso j: Se declara “garantizar la equidad e igualdad de género, como el respeto a la diversidad sexual, desarraigando la cultura patriarcal en todos los ámbitos de la sociedad.

En su propósito la apoyan las organizaciones de mujeres, las leyes nacionales desde la Constitución, Convenciones y Tratados Internacionales suscritos por el Estado hondureño, que reafirman la igualdad, la equidad, el respeto a los derechos humanos de las humanas. Para la historiadora Anarela Vélez, las mujeres debemos hacernos un nudo, y parte de poder cumplir esta promesa electoral, la asocia a una carrera maratónica de educación de todo tipo, formal e informal y en cualquier caso laica. 

 

Compromiso de presidenta con mujeres el 19 de agosto de 2021.

DOGMAS RELIGIOSOS EN LA VIOLENCIA DE GÈNERO

Si tan solo la presidenta Xiomara Castro, pudiera decir acabase la violencia de género, destiérrese el patriarcado, el país y el mundo viviría en un paraíso, expresó Katia Cooper, mujer socialista hondureña.  Pero hay una estructura granítica en la institucionalidad donde se separa, excluye a las personas por sexo, credos, ideologías.  Y la mitad del mundo que sostiene cielo y tierra, las mujeres, son miradas de menos, maltratadas, subyugadas y asesinadas, y no por la delincuencia común sino por un sistema y modelo que las oprime.  Una violencia donde unos, los varones, los patriarcas, someten a otras personas, a las mujeres.  Y en la que las iglesias como instituciones, sectas u Organizaciones no Gubernamentales como las religiosas, tienen una alta cuota de participación y son co- responsables de este tipo de violencia en el sostenimiento del patriarcado, dijo la entrevistada.

Los patriarcas son padres. Dado que Adán fue el padre de la raza humana, fue también el primer patriarca. Como tal, fue responsable de bendecir a su posteridad y ayudarla a vivir rectamente, según publicaciones de la iglesia los Santos de los últimos Días.

PATRIARCADO AFINCADO EN LA RELIGIOSIDAD Y SUS LIBROS

En la Biblia, un texto que ronda el mundo desde hace 4 mil años, 12 fueron los patriarcas, con el abuso del nepotismo y las condiciones económicas (cuestión de linaje) y con efectos de prodigio, milagros, surrealismo, hechos narrados en lo sobrenatural.

El patriarca, tenía consigo varias mujeres, gran número de hijos y muchos servidores.

Vivían todos juntos como una gran familia y obedecían todos al patriarca.

Los Patriarcas de la Biblia Abraham Isaac Jacob y Jose

EL PODER DE LA IGLESIA CATÒLICA MÀS ACÀ DE LOS DERECHOS HUMANOS.

Un punto relevante en el tema para reducir y/o erradicar la violencia de género, es el respeto a los derechos humanos y de ello da cuenta la carta internacional de Naciones Unidas en esta materia. Pero… En el caso de la religión católica como institución, que tiene un “representante de Dios en la tierra” y que es un Estado sobre otro Estado, enclave; la Iglesia Católica aún no ha firmado la Declaración de los Derechos Humanos. (desde 1948 ya ha tenido tiempo, puesto que han pasado 70 años). Si el Estado Vaticano firmase, debería inmediatamente acabar, entre otras cosas, con la discriminación milenaria a la que ha sometido a las mujeres, sin embargo, forma parte de este organismo como Estado observador y desde el año 2004 cuenta con todos los derechos excepto el de voto. Cita en su libro LAICISMO Y FEMINISMO, María Asunción Villaverde Zamora.  Filóloga, feminista.

Dibujo: Heriberto Bonilla

La Constitución de la República, en el artículo 151 al 176, se refiere a la libre enseñanza, a la libertad de catedra y otros aspectos concernientes a este concepto.

Casos documentados de violencia religiosa

 María, mujer de 60 años que murió de COVID 19 en 2021 y antes de caer por el virus, mostró su espalda con cicatrices de latigazos dados por su padre, un ferviente católico, alto ejecutivo de una empresa privada. Tenía entonces 15 años y el castigo fue por llegar 15 minutos tarde a su casa, después de salir del colegio.  También contó que, a los 18 años, ya graduada de colegio católico, quedó embarazada, y ante la negativa de hacerse un

aborto fuera del país, fue expulsada de su hogar para evitar el escarnio familiar.

Contó que su madre, Gertrudis, murió en los años 90 por una enfermedad terminal y que uno de sus hermanos, el único de los tres varones con el que reconcilió, le comentó cómo la madre reclamaba a gritos su presencia y la respuesta era que habías muerto, pero también le gritaba a nuestro papá que era un cerdo cristiano porque era amante de una muchacha de prostíbulo.

Aunque no existe en el país un estudio preciso que profundice la relación entre poder religioso, fundamentalismo o fanatismo con la violencia de género, hay muchos casos documentados como el de María, que dejan ver la carga de subyugación de las mujeres al dominio patriarcal y se oculta en las apariencias en una práctica de doble moral.

En un mundo de causa y efecto, conversamos con María. Al mirar su espalda, preguntamos: ¿Cómo se explicaba esos actos de su padre?  Y su respuesta fue: «mi padre fue educado con rigor por una abuela y una madre, que sólo salían de su casa al mercado y a la iglesia; fueron mujeres que estudiaron hasta el 4to año de primaria, no leían. Mi papá apenas leyó un par de libros en toda su vida y decía que le bastaba con escuchar la homilía y leer la biblia todos los días y que allí decía que las mujeres estaban supeditadas al hombre y el hombre era la cabeza de la familia».   Su respuesta permitió agregar la necesidad urgente de recuperar el Estado y la educación laica para contribuir al respeto y garantía de los derechos humanos y a las libertades civiles, que son la base de un Estado democrático, como se planteó en 2008, en el Primer Foro de Libertades Laicas.  

Quizás si don Gerardo, el papá de María, hubiese tenido formación laica que posibilita el respeto, la diversidad y el pluralismo, hubiese leído al menos la Constitución del país y una que otra Convención o Tratados Internacionales como: La Carta Internacional de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que señala en su artículo 5 que nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

La Convención para erradicar violencia a la mujer cita  su preocupación,  porque la violencia contra la mujer es una ofensa a la dignidad humana y una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres, y en su artículo 3 declara que toda mujer tiene derecho a una vida libre de violencia, tanto en el ámbito público como en el privado, formación que a criterio de la historiadora Vélez, no depende de la persona individualmente, sino del Estado, que es a quien corresponde tutelar a la población y facilitar el acceso a la educación.

Mercedes, hija de dos personalidades cristianas, devotas de la Virgen de los Desamparados, de San Judas y de todos los santos; compartió su historia: Mercedes era una mujer brillante, murió de cirrosis hace casi una década. “Moriré con los zapatos puestos y los dientes en su lugar”-reía y bebía, “para olvidar.  ¿Olvidar que?  Olvidar mi deseo de ser madre.  Y ¿por qué no tuviste un hijo, una hija?, - porque apenas les dije que estaba embarazada, me agarró mi papá como atada a camisa de fuerza y me llevó a una clínica donde hicieron un aborto y maltrataron mi matriz de por vida, agregando: Te juro que quise tirar todos los santos a los que les encendían candelas, porque eso no se hace, no era una niña; si me embaracé fue porque quise, era mi derecho. Ya tenía yo 19 años, después, para que olvidara me mandaron a estudiar fuera del país todo pagado, pero jamás compensó el daño. Pero les grité siempre lo doble moral que eran, ¿cristianos?, con cristianos así no quiero tratos -les dije. Pero tu gente es cristiana, ¿cómo no hablarlo antes, escucharte? -hablar es lo que menos hacen, ordenan, avasallan y todo por guardar las apariencias.  Estaba yo en pecado según ellos, pero no se fijaron en la paja que tenían en el ojo.

La religiosidad en un modelo detiene procesos de liberación, basta escuchar las homilías del cardenal Oscar Rodríguez, totalmente anti género …  Un personaje tan vinculado al golpe de Estado, a los homicidios e incitar al odio, representa otros intereses no los de la familia hondureña.   Anarela Vélez (historiadora hondureña)

Algunas reflexiones sobre Estado, religión y laicismo

 

 

Pintura Roger Rovelo. 

 

Opinión de teólogas y conocedoras del tema

En hechos de violencia a las niñas y mujeres, por dogmas religiosos, adoctrinamiento, se violentan las leyes y no hay sanción alguna.  No se debe llamar pecado a lo que es delito, plantea Ana Ruth García, pastora y coordinadora de la organización Ecuménicas por el Derecho a Decidir.  Estos delitos se mantienen ocultos, invisibles por un manto o sombrilla de religiosidad y apariencias.  Los hombres agresores, resultan o tienen la idea errónea de ser omnipresentes y todopoderosos, bajo la figura de un dios masculino, luego apelan a la piedad y al perdón femenino, de 77 veces 7, como cita el texto bíblico, después de los abusos consumados en sus diferentes formas. 

“Hay que escudriñar las raíces de la religión en la violencia dirigida a niñas y mujeres.  No eludir hablar de políticas públicas transversalizadas por el laicismo. Recontextualizar la biblia, ubicar las dos caras de la moneda: Estado e iglesia. Desde el significado mismo de los dogmas, doctrina religiosa infalible que no es discutible, impuesta por jerarcas, desde esa mirada se afianzan los estereotipos a las mujeres a partir de dos mil años atrás”. Agregando que la biblia fue escrita en un marco patriarcal, es androcéntrica la visión, su centro son los hombres resaltan muy poco las mujeres”. …” La iglesia como institución ha promovido y sostenido ese sistema porque precisamente no les interesa perder su poderío, se ha perpetuado la sumisión, subordinación y violencia contra las mujeres.   En Europa, Charles Louis de Secondat, barón de Montesquieu (1689 - 1755), filósofo y jurista francés, cuya vida se desarrolló en el contexto de la ilustración, hizo referencia a la religión de la siguiente manera:   Diría yo asimismo que la religión da a los que la profesan el derecho de reducir a esclavitud a los que no la profesan, a fin de procurar con más facilidad su propagación. Tal fue la creencia que alentó a los devastadores de América en sus crímenes, y en ella fundaron el derecho de hacer esclavos a tantos pueblos, porque aquellos bandidos, que querían ser a un tiempo bandidos y cristianos, eran muy devotos.

Tan “bandidos y cristianos” como Gerardo, el padre de María y esposo de Gertrudis; o devotos como la familia de Mercedes.

La mano del todopoderoso, de Denis Berrios.

Honduras: Un Estado laico por ley, confesional patriarcal por hechos.

Históricamente Honduras es un Estado patriarcal, gobernado por mayoría de hombres en los tres poderes del Estado, con condiciones de desigualdad e inequidad, en la toma de decisiones.  Las mujeres lograron el derecho al voto hasta en 1955, hecho que no erradica la violencia ni representa igualdad y equidad.  Pese a ser un Estado constitucionalmente laico, en la práctica es un Estado confesional. También es un Estado cuya educación primaria debe ser laica y obligatoria, en el papel.

Desde 1830, en tiempos de Francisco Morazán, hondureño, unionista centroamericano, se dieron los esfuerzos más importantes para separar la institución religiosa del Estado, abolir el diezmo apoyado por el gobierno, proclamar la libertad religiosa y la libertad de expresión. De lo que da cuenta la historia en diversidad de textos.  Morazán gobernó siempre con la oposición de la iglesia hasta ser fusilado en Costa Rica en 1842.

Alrededor de 130 hombres han gobernado el país, alternando gobiernos militares, golpes de Estado y dictaduras. Hubo presidentes como Miguel Eusebio Bustamante, (septiembre a octubre de 1827); la dictadura de Tiburcio Carias Andino, (1936 -1949); golpes de Estado en los siglos XX y XXI, el más reciente en junio del 2009, seguido de una dictadura ligada a la narcoactividad, instalada con Porfirio Lobo (2010-2013 años) y Juan Orlando Hernández, (2013 -2021)

Desde los años 1800, las religiones estaban desconectadas constitucionalmente del poder civil.  Las diferentes Constituciones del país y en la constitución actual: “Se garantiza el libre ejercicio de todas las religiones y cultos sin preeminencia alguna, siempre que no contravengan las leyes y el orden público”.

LAS MUJERES DEMANDAN

Lo más reciente en torno al tema se dio el 10 de enero 2022, cuando mujeres organizadas plantearon sus propuestas a una mesa de trabajo que las hará llegar a la presidenta Xiomara Castro, que plantean además soluciones y que se resumen en: no más impunidad frente a femicidios con la disminución de mora judicial, aprobar el protocolo de atención a víctimas de violencia sexual, fortalecer la economía femenina con huertos familiares, sus insumos y condiciones; la aprobación de la pastilla de un día después, programa nacional de créditos solidarios, fortalecimiento de políticas públicas en tema mujeres, cuota de poder equitativa 50 por ciento de mujeres en cargos gubernamentales, fortalecimiento económico y formativo a las mujeres, promover la literatura escrita por mujeres; declarar heroína a Berta Cáceres, mujer anti patriarcal, luchadora social asesinada; hacer honor a las mujeres ancestras, la aprobación del aborto en tres causales y el tema de la educación laica, sale de este tintero.

Hay una deuda pendiente con las mujeres, sanción y castigo para los abusadores y criminales, perseguir los delitos.

Cumplir con los Convenios internacionales especialmente en materia al derecho a decidir sobre el propio cuerpo.

Hacer transversal el laicismo en las políticas públicas.

Retomar la educación laica como una prioridad.

Reducir las muertes de mujeres por aborto, legalizándolo en inicio en tres causales.

 Foto: Iris Mencía

Y cerramos con un documento que revela a las iglesias como representantes del dominio patriarcal, que en 1989, apenas un 12.8 por ciento de la población nacional era protestante (según CEDOH),  y en la actualidad va arriba del 40 por ciento según el Informe 2020 sobre la Libertad de culto.

Artículos relacionados

https://www.france24.com/es/20190205-papa-francisco-abuso-sacerdotes-monjas

https://www.eltiempo.com/cultura/gente/pastor-acusado-de-violencia-y-abuso-por-parte-de-su-hija-616677

https://www.radiohrn.hn/pastor-evangelico-honduras-capturan-esposa-delitos-sexuales-en-contra-sus-hijas-menores-de-edad