Tegucigalpa, Honduras. (Conexihon.hn) Después de cuatro días de juicio oral y público y una enredadera legal fueron liberados, para que se defiendan en libertad, los líderes campesinos lencas; José Santos Vijil y Víctor Vásquez. Ambos fueron criminalizados por la defensa del ambiente en departamento de La Paz. 

Desde hace nueve meses Vijil y Vásquez permanecían detenidos bajo la acusación de desplazamiento forzado, delito creado para perseguir las acciones ilegales del crimen organizado en las comunidades donde ejercen el poder sin presencia de la Policía Nacional.

A pesar de que el 30 de septiembre la Corte de Apelaciones revocó la prisión preventiva en favor de medidas sustitutivas que les permitan defenderse en libertad, ambos seguían detenidos y una enredadera jurídica impedía que el sistema judicial funcionara de manera correcta y acatará la resolución de la Corte de Apelaciones.

En diciembre de 2020, la fiscalía presentó una acusación con orden de captura contra los defensores, pero el bufete Justicia para los Pueblos impugnó la medida de prisión preventiva que dictó el Juez de Letras del departamento de La Paz, pero el juicio se desarrolla en Comayagua donde funcionan el Tribunal de Sentencia y la Corte de Apelaciones.

Es un triunfo a medias de la defensa porque a pesar de haber desestimado dos delitos (robo agravado y daños) deberán, ahora defenderse en libertad de las acusaciones de desplazamiento forzado.

Ante esto la Coalición Contra la Impunidad Honduras, emitió el siguiente comunicado:

DENUNCIAMOS las dilaciones y retrasos burocráticos de la Sala 2 del Tribunal de Sentencia de la Ciudad de Comayagua, al no dejar en libertad a los defensores VÍCTOR VÁSQUEZ, JOSÉ SANTOS VIGIL, al no cumplir de manera inmediata la resolución de la Corte de Apelaciones de la misma ciudad de fecha 30 de septiembre y notificada el día 11 de octubre a las partes, donde Resuelve con lugar el recurso de apelación y dicta la revocación de la medida de prisión preventiva y ordena que estos se defiendan en libertad.

CONDENAMOS que los defensores de la tierra y territorio sigan guardando prisión a causa de la lentitud del propio poder judicial, lo cual convierte su privación en una detención ilegal y arbitraria. Una vez más queda en evidencia su diligencia para criminalizar las luchas y su ineficiencia para garantizar derechos.

EVIDENCIAMOS y denunciamos que la utilización del delito de desplazamiento forzados es una herramienta más de criminalización a los defensores de la tierra y territorio, campesinos e indígenas, en un país donde quienes son desplazadas son las comunidades debido a la presencia de empresas extractivas beneficiarias de concesiones y de un sinfín de facilidades por parte de la institucionalidad coludida con los intereses del capital. La acusación desproporcionada e insostenible en contra de los defensores de La Paz es el rostro agresivo del Nuevo Código Penal y las reformas aprobadas para neutralizar las luchas en el país.

DEMANDAMOS AL TRIBUNAL DE SENTENCIA DE COMAYAGUA la inmediata libertad de Víctor Vásquez y José Santos Vigil, que de manera diligente desarrolle las gestiones necesarias para asegurar el cumplimiento de lo ordenado por la Corte de Apelaciones y garantice su derecho a la libertad personal.

 

Más Leídos