Honduras: La hondura crisis humanitaria en la UNAH

Honduras: La hondura crisis humanitaria en la UNAH

Por: Ronnie Huete Salgado*

“Debes ser el cambio que deseas ver en el mundo” Mahatma Gandhi

Latinoamérica, 11 de julio de 2017. Con una crisis humanitaria comienza el segundo semestre de 2017, la nación centroamericana de Honduras.

Hace 14 días inició una huelga de hambre por parte de los estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), como respuesta a la represión judicial y física que sufren los universitarios.

La representación del alto Comisionado de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), nuevamente expresó su preocupación por la agudización de la crisis en la UNAH y por la persecución que son objeto los estudiantes universitarios.

En una reciente conferencia de prensa que realizó el Comité de Huelga de Hambre, los estudiantes denuncian la reapertura a los procesos de criminalización de más de 33 universitarios, que tienen procesos judiciales y que han sido tratados como delincuentes comunes, por lo que aseguran que las autoridades han incumplido con los acuerdos firmados en julio de 2016.

Entre los criminalizados se encuentra el periodista y corresponsal internacional Ronnie Huete, quien fue torturado por los guardias de la Empresa de Seguridad Privada del Bajo Aguan (ESPA), en el edificio administrativo de la UNAH, el pasado 24 de mayo.

Un comunicado que difundió el Comité de Huelga de Hambre, exige la investigación del asesinato del padre de familia, Roberto Gómez.

Gómez es padre de un estudiante judicializado y fue asesinado el pasado 23 de junio, un día después de la audiencia inicial de los 20 universitarios capturados, en una acción de protesta pacífica que efectuaron en el edificio administrativo de la UNAH.

7 días antes, su hijo Johan André Gómez había recibido amenazas a muerte por un guardia de seguridad de ESPA.

Por otra parte, los estudiantes denunciaron la difamación a la que fueron objeto a través de un medio de comunicación local de Honduras, en donde publicaron que los universitarios en huelga de hambre, están ingiriendo alimentos.

Calificaron a este pequeño medio televisivo como anti ético y promotor del morbo amarillista en Honduras.

Esta falsa información fue desvirtuada por la médica Ligia Ramos, quien es una galena voluntaria que ha estado brindando atención médica desde que inicio está huelga de hambre.

En conferencia de prensa, la doctora Licona se expresó preocupada, puesto que dos de los estudiantes presentan serios problemas de salud, como resultado de la no ingesta de alimentos.

Razón por la que la vida de los dos universitarios se encuentra en peligro, así como de otros estudiantes que han sido víctimas de persecución por expresar su desacuerdo con el actual gobierno de la UNAH, representado por Julieta Castellanos.

En el comunicado, los estudiantes en huelga de hambre proporcionaron un plazo de una semana para que la rectora y su equipo renuncien, por considerar la actual administración como autoritaria.
   
Así mismo los 7 universitarios que están en huelga de hambre manifestaron su desacuerdo por la iniciativa de decreto encaminada a la intervención de la UNAH mediante el Congreso Nacional.

“Nosotros exigimos que no se presente el anteproyecto de Ley de intervención sin previo conocimiento de todo el sector estudiantil, ya que esto sería irresponsable y solamente vendría a entorpecer y a agudizar la crisis universitaria” manifestó el comunicado del Comité en Huelga de Hambre.

Después de las acciones del 24 de mayo en el edificio conocido como “Alma Mater” en la máxima casa de estudios de Honduras, los estudiantes han sufrido, persecución judicial, tortura, estigmatización y apología del odio a través de algunos medios de comunicación locales, que tienen responsabilidad publicitaria con las autoridades universitarias.

En reiteradas ocasiones se ha solicitado una entrevista a las autoridades universitarias, mediante este medio de comunicación internacional, sin embargo, su respuesta ha sido negativa.

Ante esta crisis humanitaria que padece Honduras, en el epicentro de la UNAH, la vida de los estudiantes, así como de los periodistas nacionales e internacionales que brindan cobertura periodística a este caso, está en constante peligro.

El misterioso asesinato del padre de familia Roberto Gómez, así como otros hechos que levantan el perfil de una clásica dictadura del siglo pasado, es el perturbador ambiente que cubre el entorno de este centro superior de estudios en Honduras.

En medios de comunicación locales, las autoridades universitarias, siguen incitando al odio contra los estudiantes, por lo que el alto representante de los derechos humanos de este país, el jurista Roberto Herrera Cáceres, a condenado este hecho que promueve la apología del odio.

Herrera Cáceres es el ombudsman de Honduras y a través del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), ha llamado a las autoridades universitarias al dialogo civilizado con los estudiantes, sin embargo, no ha habido respuesta a tal petición.

Por su parte, organismos internacionales de derechos humanos, ya están al tanto de esta crisis humanitaria que padece Honduras, y han alzado su vos de preocupación en la alta representación de los derechos humanos en Ginebra, Suiza.

En la segunda década del siglo XXI, Honduras nuevamente vuelve hacer noticia internacionalmente, debido a la persecución contra los estudiantes universitarios, puesto que, por el hecho de protestar pacíficamente, son hasta encarcelados.

Los vejámenes, tratos crueles inhumanos o degradantes que padecen los universitarios, son ocultos a través de algunos medios de comunicación locales de Honduras, quienes están al servicio publicitario de las autoridades de la UNAH.

Mientras está crisis humanitaria toma fuerzas en Honduras, por la incapacidad de dialogo de las autoridades universitarias, el defensor de los derechos humanos, Carlos del Cid quien pertenece al Observatorio Ecuménico Internacional de Honduras, manifiesta su preocupación por la vida de los que habitan en la UNAH.

“Esta crisis humanitaria en Honduras, puede originar otro conflicto” describió Carlos del Cid, mientras brinda acompañamiento en la huelga de hambre.

Una crisis humanitaria, es una variable social que refleja el estado incivilizado de una nación, y de cómo sus poderes del Estado son fallidos, puesto que las muertes violentas siguen siendo la agenda diaria, situándolo en una nación que vive una guerra no declarada o silenciada.

Ante este panorama de muerte y persecución, los universitarios proponen el desarrollo de una Asamblea Universitaria Constituyente para iniciar un nuevo gobierno en la UNAH.

Nuevamente, la luz de la lucha social y la reivindicación de los derechos sociales es liderada por los universitarios, quienes al ver la ausencia de una verdadera lucha social de los movimientos llamados de “izquierda” reivindican su liderazgo en Honduras, frente al mundo,sin ninguna etiqueta política.

Cualquier atentado o amenaza para el autor de este artículo es responsabilidad de quienes representan y gobiernan el Estado de Honduras y sus invasores o los que menciono en el presente artículo.

*El autor de este artículo es corresponsalía voluntaria de Caros Amigos editada en são Paulo, Brasil para Centroamérica, La Agencia informativa Latinoamericana Prensa Latina, Kaos en la red ,el portal http://desacato.info editado en Florianópolis, Brasil y rebelion.org, http://conexihon.hn.