Global Witness: Gobierno debe anular campaña de desprestigio a defensores y defensoras

Global Witness: Gobierno debe anular campaña de desprestigio a defensores y defensoras

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).-  La organización Global Witness hizo un llamado este miércoles al Estado de Honduras para que finalice las campañas de desprestigio contra de los defensores y defensoras de la tierra y del medio ambiente en el país, y garantizar su protección.

A través de un comunicado de prensa la organización especializada en conflictos de territorio y bienes comunes de la naturaleza, instó a las autoridades nacionales para investigar nuevos actos de intimidación en contra de comunidades que se han movilizado en contra del robo y la destrucción de su tierra.

“Aún no sabemos quiénes están detrás de esta campaña coordinada para silenciar o desacreditar a quienes denuncian la crisis de derechos humanos relacionada con la tierra y los recursos naturales en Honduras.  Sabemos que se trata de un intento de desviar atención de la corrupción existente en los más alto niveles y de los abusos que expusimos en nuestra reciente investigación, la cual evidencia quiénes son responsables por el escalofriante número de asesinatos y ataques”, dijo Ben Leather, encargado de incidencia de Global Witness.

A finales de enero y principios de febrero, Global Witness presentó en las dos principales ciudades del país, Tegucigalpa y San Pedro Sula, el informe “Honduras: El lugar más peligroso para defender el planeta”, donde presentaron cinco casos de violaciones a derechos humanos, dos de ellos son asesinatos contra líderes y lideresas de pueblos originarios.

En ese sentido, la organización británica expuso que luego de la publicación del informe, integrantes de grupos locales de derechos humanos como el Movimiento Indígena Lenca (MILPAH) y el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), han sido objeto de elevados niveles de hostigamiento.

Lether agregó que, el gobierno nacional reiteradamente se ha comprometido a proteger a defensores y defensoras en riesgo, contrario a ésto, estos activistas siguen siendo asesinados y la campaña de desprestigio en su contra sigue sin respuesta.

“Debido a eso, es aún más crítico que el Estado condene públicamente cualquier intento de desacreditar a las y los defensores, así como las organizaciones internacionales que les apoyan”, cuestionó el representante de Global Witness.

Además hacen hincapié en la demanda interpuesta por la empresa Desarrollos Energéticos S.A (DESA), responsable de la ejecución de un proyecto hidroeléctrico sobre el Rio Gualcarque, contra Suyapa Martínez, directora del Centro de estudios de la Mujer- Honduras (CEM-H), misma que iniciará el proceso el próximo 21 de marzo.

De igual forma, Global Witness y organizaciones aliadas como Oxfam y Front Line Defenders, han sido objeto de una campaña de desprestigio en redes sociales, en las que pone en duda su labor en defensa de los derechos humanos y su independencia política, citó el comunicado de prensa.

Por las denuncias hechas y presentadas en su informe, personal de Global Witness fue objeto de una campaña en su contra, que incluyó cuestionamientos severos de parte de funcionarios de gobierno y la empresa privada nacional, al punto de solicitar en un espacio televisivo que fueran a parar a prisión.

Cifras en poder de la organización no-gubernamental sostienen que desde 2009 a la actualidad, 123 asesinatos ocurrieron contra defensores y defensoras del territorio y los bienes comunes, lo que coloca a Honduras como el país más mortal para esta labor.