En México: Segundo periodista asesinado en lo que va de marzo

En México: Segundo periodista asesinado en lo que va de marzo

Ciudad de México (Comité para la Protección de Periodistas).- Las autoridades mexicanas deben realizar una investigación exhaustiva y creíble del asesinato del periodista Ricardo Monlui Cabrera, declaró hoy el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés). Monlui fue asesinado a tiros en la mañana de ayer en la municipalidad de Yanga, en el oriental estado de Veracruz, cuando abandonaba un restaurante donde había comido junto con su esposa e hijo. Tenía 57 años de edad.

Monlui, residente de la ciudad de Córdoba, era director editorial del periódico de Córdoba El Político y autor de la columna "Crisol", que aparecía regularmente en los periódicos El Sol de Córdoba y Diario de Xalapa. También era presidente de la asociación de periodistas local de Córdoba y vocero de la Unión Nacional de Productores de Caña de Azúcar. Había ejercido el periodismo durante más de 30 años.

Según despachos noticiosos, Monlui había salido de un restaurante en Yanga junto con su esposa e hijo a aproximadamente las 10 a.m. de ayer, cuando sujetos desconocidos que viajaban en motocicleta le dispararon tres veces y lo mataron en el acto. Jorge Morales, director ejecutivo de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP) de Veracruz, declaró al CPJ que la víctima murió instantáneamente por una herida recibida en la cabeza. Morales agregó que la esposa y el hijo de Monlui habían resultado ilesos, y que habían regresado a su vivienda en Córdoba con protección policial.

Veracruz es una zona conocida por la violencia contra los periodistas. Durante la gestión del exgobernador Javier Duarte, quien en la actualidad es prófugo de la justicia y ha sido procesado por presuntos nexos con el crimen organizado, por lo menos seis periodistas de Veracruz fueron asesinados entre 2010 y 2016 en represalia directa por su labor periodística, mientras que otros 10 periodistas murieron sin que se haya podido esclarecer el motivo de los asesinatos, según datos del CPJ. Otros tres continúan desaparecidos. En diciembre de 2016, Miguel Ángel Yunes Linares asumió el cargo de gobernador estatal.

"Los investigadores deben tener en cuenta el trabajo periodístico de Ricardo Monlui Cabrera como uno de los posibles motivos de su asesinato y enjuiciar a todos los responsables de este horrendo crimen ante la justicia", declaró Carlos Lauría, coordinador sénior del programa de las Américas del CPJ, desde Nueva York. "Veracruz se convirtió en el lugar más letal del hemisferio occidental para el ejercicio del periodismo durante la gestión del exgobernador Javier Duarte. El Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares debe supervisar una investigación creíble en cooperación con las autoridades federales para probar que está comprometido con un legado diferente".

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Veracruz divulgó ayer en la tarde una breve declaración en Facebook, en la cual confirmó que la policía investigaba el asesinato y que no se había descartado ningún motivo, inclusive el trabajo periodístico de Monlui.

El CPJ no logró comunicarse con Jorge Winckler, Procurador General del Estado de Veracruz, para conseguir mayor información. Jaime Cisneros, el fiscal especial estatal a cargo de la atención de delitos contra periodistas, declaró al CPJ en conversación telefónica que no estaba en condiciones de aportar nuevos detalles, con el argumento de que se trataba de una investigación en marcha. No obstante, sí confirmó que la esposa y el hijo de Monlui han recibido protección policial en su vivienda.

En sus más recientes columnas y en otros artículos, Monlui mayormente había escrito sobre la política regional y la industria azucarera, uno de los mayores motores económicos de la región que rodea a Córdoba. La violencia relacionada con la industria azucarera es común en la región de Córdoba. De acuerdo con Vicente Osorio, periodista de El Sol de Córdoba y amigo de la víctima, los vastos intereses económicos en torno a la industria a veces llevan a violentos enfrentamientos entre los productores azucareros y los sindicatos. El 24 de febrero, el líder de una organización de productores azucareros locales fue muerto en enfrentamientos en Córdoba, según despachos noticiosos.

El trabajo de Monlui como vocero de la Unión Nacional de Productores de Azúcar y su periodismo lo insertaban de lleno en la industria, declararon al CPJ periodistas de la región.

Osorio declaró al CPJ que no estaba enterado de que hubiera ninguna amenaza contra Monlui antes de la muerte del periodista. También afirmó que no sabía de ningún conflicto en el sector que pudiera haber generado animosidad contra el periodista. Morales, de la CEAPP, declaró al CPJ que Monlui no se había inscrito en ningún programa de protección de periodistas federal o estatal.

La violencia contra periodistas en Veracruz ocurre en un contexto de enfrentamientos entre poderosos grupos del crimen organizado del estado por el control de lucrativas rutas del narcotráfico y la trata de personas.

Más de 1,300 personas murieron víctima de homicidios en el estado en 2016, según despachos noticiosos, la gran mayoría de ellas objeto de ejecuciones. La zona que rodea a Córdoba es una de las más violentas del estado, según periodistas con quienes el CPJ conversó ayer a raíz del asesinato de Monlui. Morales declaró al CPJ que la situación de la seguridad en la región es "extremadamente complicada".