El cinismo cachureco y la MACCIH

El cinismo cachureco y la MACCIH

Por: Rodolfo Cortés Calderón

El cachurequismo azul, Partido Nacional (PN), es una bazofia, el peor aborto que pudo haber parido la tierra: perversos, corruptos, sinvergüenzas, cínicos, traidores, apátridas. Y todo esto se queda pequeño ante tanta monstruosidad que practican. Indudablemente que estos epítetos están referidos a la alta dirigencia, actual y pasada. Nada de esto tiene que ver el pueblo humilde y sencillo, los miserables y hambrientos que los siguen son también víctimas de estos sedientos conservadores neoliberales. Aunque sí tienen que ver, y mucho, los acomodados burgueses, religiosos y testaferros de los medios, gargantas o plumas  asalariadas y mercenarias.

Este Partido solicitó la semana pasada a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH) que capacite a sus cuadros (por no decir cuadrados) sobre la Ley de Financiamiento, Transparencia y Fiscalización a Partidos Políticos y Candidatos, también conocida como “ley de política limpia”.

Alguien que no viva en Honduras  podría dar crédito a la bocanada de este partido nazi fascista, pero conociendo de cerca su conducta inescrupulosa, su solicitud es aberrante y cínica.

Se les olvida a los “dignatarios” altos jerarcas del Partido Nacional que ellos junto al Partido Liberal, integrantes del nefasto e histórico bipartidismo, son culpables desde hace más de cien años del atraso, saqueo y corrupción que ha padecido el pueblo y sociedad hondureñas con todos sus gobiernos incluyendo a los militares vestidos con la estrella solitaria.

¿No le bastará a la MACCIH leer las declaraciones del ex presidente nacionalista Porfirio Lobo Sosa, quien manifestó que sabía lo del desfalco del seguro social, IHSS, y que para no afectar la candidatura presidencial (2013) de Juan Orlando Hernandez calló. O las declaraciones de JOH, mandadero de la empresa privada y del Imperio que públicamente reconoció que el partido Nacional recibió varios millones de Lempiras para su campaña presidencial proveniente del esquilme al IHSS, pero que estaban en la “buena voluntad” de devolverlos?

O, ¿no será suficiente para la MACCIH conocer cómo uno de los Vicepresidentes de Honduras Ricardo Alvarez defraudó al Estado con el Trans-450?  Y, ¿qué decir de la Presidenta del Comité Central del Partido Nacional y Vice Presidenta del Congreso Nacional, Gladys Aurora López que usando como testaferro a su esposo se ha apoderado ilegalmente de los ríos de las comunidades de Honduras para la construcción de Hidroeléctricas?

Y, ¿sabrá la MACCIH del mega fraude que hizo el partido Nacional en las elecciones de 2013 que llevaron a través del alineado Tribunal Supremo Electoral, (TSE), al solio presidencial al que hoy ilegalmente se postula para la reelección: Juan Orlando Hernandez?

Y, ¿qué dirá el Sr. de la MACCIH sobre los “angelitos” del Partido Nacional señalados como NARCOS, entre ellos el hijo de Porfirio Lobo Sosa, el hermano de Juan Orlando Hernandez y la Familia Rosenthal del partido Liberal?

Y, ¿sabrá don Juan Jiménez del trasiego irregular de medicinas y personal en el Hospital del Sur por parte del presidente del Congreso Nacional Dr. MAURICIO OLIVA?

Y ¿cómo tomará el señor Jiménez Mayor los tantos candidatos a diputados y alcaldes narcos de todos los partidos en la contienda política 2017? ¿Ayudará él a fortalecer el narco-Estado hondureño como el de tantos presidentes de Perú, su patria?

¿Caerá el mandadero de la corrupta OEA, don JUAN JIMÉNEZ MAYOR en la trampa del partido más oscurantista de Latinoamérica? ¡Sólo el tiempo lo dirá, pero tendremos muchas décadas para recordar lo bueno, lo malo y lo feo de la MACCIH, parangonando  la película del actor  CLINT EASTWOOD!

07 de mayo 2017