“Berta Soy Yo”, así contamos la historia

“Berta Soy Yo”, así contamos la historia

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- A 18 meses del asesinato de la líder indígena, Berta Cáceres, son muchas las historias acumuladas de quienes la conocieron, muchas cosas que se quisieran contar, desde la visión de quienes la identifican como madre, mujer, ambientalista, dirigente, esperanza de futuro… el documental “Berta Soy Yo” dirigido por la cineasta nacional, Katia Lara, pretende recoger las piezas de esa historia no contada.

“Hemos recogido mucho material fotografías, videos y audios, que nos puedan retratar mejor a la Berta que conocemos, desde diferentes ángulos”, explica Lara, luego de presentar “Berta Vive” en diferentes salas del país un mediometraje de 30 minutos, que ya marca la base de esta historia, es “un viaje hasta antiguos lugares de ancianos lencas que quizá puedan susurrarnos la verdad”.

Berta Cáceres frenta al Batallón de Ingenieros

Berta Cáceres frente al Batallón de Ingenieros.

El anticipo de “Berta Vive” un filme realizado en apenas cinco meses, fue con el fin de rendir un homenaje a Berta, sumarnos al duelo mundial por su vil asesinato, y sobre todo, señalar a los responsables de su judicialización y amenazas de muerte, a quienes la misma Berta denunció.

Para la artista, “Berta Soy Yo” es una película que el mundo está esperando y también es un proyecto factible, será el eco prolongado del llamado urgente que lanzó Berta Cáceres al recibir el premio Goldman: “Despertemos humanidad, ya no hay tiempo”.
Se trata,-comenta-, de un relato construido con la fuerza de la indignación mundial que continúa exigiendo respuestas a las preguntas que arroja su muerte ¿Quién era Berta?, ¿A quiénes amenazaba su trabajo?, ¿Qué intereses se confabularon para asesinarla?...”.

“Quizá las huellas del asesinato ya no habiten más la memoria de Gustavo Castro, exiliado en algún lugar del mundo. Quizá encontremos la respuesta en las montañas donde los indígenas se refugiaron hace 500 años para sobrevivir a la conquista española”, narra la película de producida por Terco Producciones  (Honduras) en coproducción con Mutual Aid Media (Estados Unidos)”.

¿Qué película habría hecho Berta sobre mí de ser yo la asesinada?

Sin duda, contar una historia para todos es un reto inimaginado, para Terco Producciones, “frente a cada duda que este desafío plantea, intenta responder con honestidad: ¿Qué película habría hecho Berta sobre mí de ser yo la asesinada?, “Berta Soy Yo” es sin duda el proyecto de mayor responsabilidad en mi vida. 

La libreta se convirtió en un personaje dentro de la película.
                               
La libreta se convirtió en un personaje dentro de la película.

“Estuve con Berta el día anterior a su asesinato y tengo en mis manos el cuaderno donde ella dibujó el mapa del río Gualcarque y escribí sus indicaciones sobre qué intereses estaban conspirando en su contra. Con cada palabra que Berta escribió me comprometo a llevar adelante esta historia. Mataron a mi hermana en lucha, mataron al personaje del documental en el que estaba trabajando. El asesinato de la compañera Berta Cáceres me planta en el compromiso ineludible de producir un filme que contribuya, desde la misma propuesta de producción, al esclarecimiento del caso”.

“Conocí a Berta en 2008, cubriendo la huelga de hambre de los fiscales; una lucha emblemática contra la corrupción en Honduras. Más tarde, durante el golpe de Estado de 2009, Berta fue una de las primeras voces de la resistencia que incluí en nuestro documental Quién dijo miedo. Luego, desde el 2013, he filmado la lucha del COPINH contra la construcción de la represa Agua Zarca en el río Gualcarque. Berta y yo imaginamos juntas las tomas aéreas sobre el río con las que finaliza Berta Vive y que, lamentablemente, Berta ya no pudo ver”.  

Katia Lara, mientras filmaba el documental.

Katia Lara, mientras filmaba el documental.

El argumento

El filme inicia en 2013 cuando el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras  (COPINH), liderado por Berta Cáceres, instala un puesto de control territorial para evitar que la empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA) construya la represa Agua Zarca en el río Gualcarque. 


“El pueblo lenca está decidido a luchar contra la concesión de su río sagrado. Sin embargo, en un país gobernado por una oligarquía afianzada con fuerza militar y paramilitar, los lencas enfrentan manipulación, soborno, falsificación de firmas, judicialización y asesinatos sin resolver. La persecución alcanza a Berta Cáceres, a quien prohíben incluso acercarse al río. Finalmente le decretan prisión preventiva acusada de usurpación, coacción y daños a DESA. Berta se declara perseguida política y continúa luchando”. 

Un año después de recibir el premio ambiental Goldman, y a pesar de tener medidas cautelares, Berta Cáceres fue asesinada. La noticia impacta al mundo. El ambientalista mexicano Gustavo Castro, víctima del crimen y único testigo, queda atrapado un mes en Honduras. Al entierro se movilizan miles. La familia de Berta y el mundo exigen una comisión internacional independiente para el esclarecimiento.

Hasta ahora, ocho presuntos autores materiales están presos, incluso un ex funcionario de DESA, pero el gobierno hondureño muestra poco interés en perseguir a los autores intelectuales del asesinato.  No se han abierto líneas de investigación dirigidas a la empresa hidroeléctrica DESA, a pesar de que Berta denunció oficialmente múltiples amenazas provenientes del personal de esta empresa. Como si fuera poco, el Ministerio Público “pierde” el expediente del caso. 

El duelo y la cobertura mediática trae los recuerdos. Berta fue maestra y en 1993, junto a Salvador Zúniga, el padre de sus cuatro hijos, funda el COPINH. En los ochenta luchó contra las bases militares de Estados Unidos en territorio hondureño y se incorporó al movimiento indígena al lado de Miriam Miranda, compañera dirigente garífuna, con quien comparte la lucha por el establecimiento de siete pueblos culturalmente diferenciados.

En Honduras, uno de los países más violentos del mundo, el asesinato de la luchadora social Berta Cáceres continúa en la impunidad. Guiada por un mapa que Berta le dibujó en una libreta un día antes de morir, la directora y su equipo siguen las vertientes de la memoria familiar y la investigación criminal para contarnos quién era Berta, contra qué intereses se debatió hasta la muerte. 

Las tres Bertas.

Las tres Bertas.

FICHA TÉCNICA

Título en español: BERTA SOY YO
Género: documental
Países: Honduras / Estados Unidos
Duración: 100 minutos
Año de finalización: 2018
Guionista y Directora: Katia Lara (Honduras)
Productor:  Katia Lara (Honduras), Sam Vinal (Estados Unidos) 
Investigador principal: Milton Benítez (Honduras)
Producción local Europa: Irene Yagüe (España)
Producción local México/Honduras: Erika Archaga (Honduras)
Sonido directo: Facundo Girón (Argentina)
Post producción de sonido: Gerardo Kalmar (Argentina)
Música original: Gerardo Lalo Rojas (Costa Rica)

Contacto:
Honduras info@tercoproducciones.com /+ (504) 99078005 
Estados Unidos SamV@mykolab.com